Ataque cibernético: Eslovaquia prepara una nueva ley

Después del reciente ataque cibernético mundial, la República Eslovaca actualizará las leyes sobre la seguridad cibernética. Así lo afirmó el viceprimer ministro para la Inversión y la Informatización Peter Pellegrini.
La ley, actualmente en fase de elaboración, definirá las tareas específicas de los ministerios e instituciones que permitiran al país enfrentar de inmediato un ataque cibernético masivo contra objetivos estratégicos y sensibles.
El reciente ataque cibernético WannaCry golpeó un centenar de países en todo el mundo aprovechándose de un “bug”, una vulnerabilidad del sistema operativo Windows e infectando miles de ordenadores. Los más afectados fueron los ordenadores no actualizados y los que utilizan sólo los programas que se ejecutan con Windows XP, el sistema operativo de Microsoft que dejó de recibir soporte oficial en 2014.
Los datos del ordenador fueron encriptados, bloqueados y se le pidió a los propietarios pagar un “rescate” (ransom) de 300 dolares en Bitcoin, la moneda digital que se utiliza para compras en línea sin intermediarios y se convierte en una moneda nacional.
Eslovaquia, en un primer momento, pareció immune al hackeo, de acuerdo con las declaraciones de la empresa Eset, líder mundial en el sector de la seguridad informática.
En la realidad, algunos de los equipos del hospital de la Universidad de Nitra fueron atacados por el virus. Tras la desconexión y el control de los equipos, el sistema informático fue restaurado.
Los servicios a los pacientes nunca fueron interrumpidos, sin embargo se alargó el tiempo de espera para algunos servicios médicos debido al mal funcionamiento de los equipos.

¿Qué hacer en caso de ataque cibernético?

Los expertos aconsejan apagar el equipo inmediatamente, desconectar el ordenador de la red eléctrica, para evitar que el virus siga encriptando ficheros y ponerse en contacto con un técnico.
Una de las mejores defensas frente a los virus informaticos es no abrir nunca un archivo adjunto de un correo electrónico ni un programa proveniente de usuarios desconocidos; prestar atención a ficheros y enlaces incluso de contactos conocidos; usar antivirus y aplicaciones anti-malware; descargar las actualizaciones más recientes para el software; crear mejores contraseñas y cambiarlas cada seis meses, evitar operaciones privadas en redes abiertas y públicas y acostumbrarse a cerrar siempre las sesiones al terminar.

Be the first to comment

Rispondi