“Authentic Slovakia” nos hace descubrir otra cara de la ciudad de los Habsburgo

Un equipo pequeño pero entusiasta de jóvenes que nacieron y crecieron en Bratislava y adoran su ciudad, la “capital con muchos contrastes de epocas”, según Lonely Planet.
Los hermanos Braňo y Peter Chrenka en 2010 tuvieron una idea genial: mostrar a los visitantes lo que está detrás de la imagen presentada por los folletos turísticos… con el blanco brillante del castillo de Bratislava o los elegantes edificios del casco histórico… y empezar con ellos una aventura en los laberintos arquitectónicos de la época comunista, para revelar lo que los funcionarios eslovacos prefieren esconder…
Así nació Autenthic Slovakia, excursiones más allá de lo ordinario. Un proyecto alternativo inspirado por una visión filosófica precisa: proporcionar experiencias personalizadas e inusuales con historias auténticas sobre la vida en la sociedad eslovaca.
Braňo nos ha acompañado en un recorrido emocionante a bordo de un legendario coche checoslovaco Škoda de los años 70, pasando por lugares poco conocidos del pasado comunista, así como las recientes transformaciones en Bratislava… el monumento soviético Slavín, las fábricas abandonadas, la línea de búnkeres de 1930, la antigua área fronteriza de la Cortina de Hierro, en el medio de los edificios de la arquitectura comunista.
Braňo experimentó todos los cambios en Eslovaquia: el colapso del régimen comunista y la revolución de Terciopelo en 1989, la dictadura poscomunista (1994-1998) y la realidad capitalista de los últimos años, con sus estereotipos y su peculiar “geografía humana”. Nos habla con pasión de “su” Bratislava.

La historia de Bratislava es peculiar no porque está relacionada con el Imperio Austrohúngaro y los Habsburgo, sino porque la ciudad puede sorprender a los visitantes por su crecimiento y los cambios que experimentó durante el siglo XX y las transformaciones recientes. Pressburg, Pozsony o Prešporok: ¿Cuál es la identidad de Bratislava hoy en día?
La historia de Bratislava es realmente fascinante. Su ubicación en la frontera fue la causa de su carácter multicultural hasta la Segunda Guerra Mundial, pero también una característica significativa de su aislamiento durante la Guerra Fría. Cada nuevo sistema político (y los cambios fueron muy frecuentes durante el siglo XX) trajo nuevas visiones e ideologías que se reflejaron en la arquitectura y el urbanismo. El solo hecho de que el nombre haya cambiado de Pressburg a Bratislava hace menos de 100 años es único en Europa. Hoy Bratislava es la ciudad de la transformación postindustrial y está adquiriendo una nueva confianza en sí misma después de unas pocas décadas de capitalismo salvaje, y se abre al mundo después de décadas de aislamiento mental.

Las viviendas prefabricadas son una característica significativa del urbanismo eslovaco. Algunas de ellas, especialmente en los barrios de Bratislava y Košice, se están convirtiendo en destinos que se ofrecen a los visitantes. Representan una visión interesante de la pasada arquitectura socialista y cuentan una historia humana interesante más allá de sus muros y paredes, verdad?
Las casas prefabricadas se convirtieron en parte del urbanismo en la antigua Checoslovaquia de la época comunista, nos guste o no. Todavía una gran parte de nuestra población vive en las casas prefabricadas que a menudo rodean los centros históricos de las ciudades. Fue una solución para la cuestión de la vivienda durante la rápida urbanización e industrialización, especialmente en los años 1970 y 1980. Aldeas enteras fueron destruidas y reemplazadas por casas prefabricadas, creando horizontes de cemento gris. Sin embargo, su transición demostró que el cambio es posible y ahora estos barrios son lugares relativamente agradables para vivir. Tanto en Bratislava como en Košice hay en la actualidad productos turísticos que revelan estos temas, uno de ellos es nuestro “Tour de Bratislava poscomunista” y el “Tour de la ciudad postsocialista de Košice”. 

Bratislava es una mezcla intrigante de historia, tradición e innovación, y vive una contradicción arquitectónica con edificios interesantes escondidos bajo la contaminación publicitaria, las luces intermitentes, los puestos de comida rápida… ¿Cómo ves la imagen turística de Bratislava que promocionan de forma oficial?
El casco antiguo de Bratislava, a pesar de su pequeño tamaño, es realmente pintoresco, sin dudas. Pero detrás de las murallas de la ciudad comienza un mundo diferente. Como tú describes, su calidad visual es realmente baja y a menudo caótica. Creo que promover Bratislava como una “ciudad de la coronación” puede crear expectativas poco realistas y desilusiones entre los visitantes, especialmente cuando provienen de Viena, Budapest o Praga. Por lo tanto, creo que Bratislava puede ser lo suficientemente valiente para distinguirse como destino y promover su singularidad en los contrastes, su ubicación interesante y su transformación. Debo decir que la Oficina de Turismo de Bratislava durante los últimos años está adaptando esta opinión y trata de promover también estos productos turísticos de nicho, “alternativos”.

Petržalka es una de las leyendas de la capital, el llamado “Bronx de Bratislava” en la década de 1990. Este barrio ahora es verde, un lugar agradable para vivir, pero tiene mucho que contar a los turistas.
Claro, Petržalka es uno de los ejemplos más intrigantes de los cambios urbanos en Europa Central. El proyecto de vivienda socialista con capacidad para más de 100.000 habitantes fue mucho más ambicioso con respecto al urbanismo durante la competición de arquitectura a fines de la década de 1960, pero el resultado es aún enorme en su tamaño. Apareció una población totalmente nueva de personas de todo el país. La falta de servicios e instalaciones públicas condujo a mayores niveles de delincuencia, pero recientemente la situación mejoró significativamente y Petržalka se está convirtiendo en un barrio bastante popular para vivir, debido a su proximidad al centro de la ciudad y las áreas recreativas del Danubio, el lago artificial Draždiak y zonas verdes.

El equipo de “Authentic Slovakia” hace descubrir también otra cara de Bratislava, vinculada con su pasado industrial. Más que “la pequeña Viena”, se podría considerar como “la pequeña Manchester”?
La “Pequeña Viena” realmente termina con las murallas medievales de la ciudad. A solo unos minutos a pie del casco antiguo se llega a las zonas postindustriales en transformación masiva, especialmente en el lado este de la ciudad. Las fábricas estaban realmente cerca de la ciudad, que solía ser relativamente pequeña. Desafortunadamente, la mayoría de los objetos industriales interesantes que tenían el potencial de transformarse en lugares culturales o viviendas tipo loft, fueron demolidos durante el boom inmobiliario de hace una década. La identidad de Bratislava como destino postindustrial permanecerá solo en las fotografías históricas. Al menos unos pocos objetos le darán un carácter a los nuevos desarrollos modernos: la antigua planta de calefacción, parte de la antigua fábrica textil Cvernovka y el Almacén no. 7, un antiguo edificio portuario en Eurovea. De hecho, hay otros objetos industriales en el noreste de Bratislava como la antigua planta química Istrochem o Palma, pero su futuro aún está en el aire.

El recorrido tradicional que se ofrece a los turistas incluye el castillo, la catedral de San Martin, el casco antiguo, el monumento de Slavín, entre otros. ¿”Authentic Slovakia” cuenta una historia diferente y alternativa de estas huellas del pasado de Bratislava?
Nuestro equipo en “Authentic Slovakia” se esfuerza por mostrar la verdadera historia de la transformación durante el siglo XX. Por lo tanto, evitamos los sitios turísticos ordinarios, aunque no se puede perder Slavín cuando hablamos de la Segunda Guerra Mundial en Eslovaquia. Nuestros tours cubren principalmente objetos de la época comunista, como los primeros prefabricados experimentales en el país, fábricas abandonadas, arquitectura funcionalista y modernista, la Zona de la Cortina de Hierro, búnkeres de la Segunda Guerra Mundial y barrios de la clase alta. Nuestro propósito es dar una idea completa de lo que son Bratislava y Eslovaquia dentro de dos o cuatro horas, en lo posible. Además, tratamos de hacerlo más divertido e interactivo con historias personales y conduciendo automóviles Škoda vintage de 1970.

Hay construcciones icónicas de la época comunista, que rompen con todas las convenciones anteriores e incluso las leyes de la física… porque a los eslovacos les gusta pones las cosas patas arriba…
Jeje. ¡Probablemente estás pensando en la pirámide invertida de la Radio Eslovaca! Su construcción duró 16 años, pero el resultado vale la pena: esta invención de los años 70 fue incluida entre los 30 edificios más feos del mundo por el Daily Telegraph. Pero la mayoría de la gente no está de acuerdo, ¡creo que es realmente un edificio genial! Pero definitivamente la construcción más representativa de la época comunista es el Puente SNP, diseñado como un platillo volador. Causó la destrucción de gran parte de la Ciudad Vieja, sin embargo se convirtió en una parte del horizonte actual de la ciudad.

Mucha gente considera que el planeamiento urbanístico de Bratislava no tuvo en cuenta ni respetó la historia de la ciudad. Cuál es tu opinión?
De hecho, cada nueva epoca trajo una nueva idea de lo que debería respetarse. Se suponía que el castillo de Bratislava en ruinas sería destruido y reemplazado por un campus universitario durante la República Eslovaca en la Segunda Guerra Mundial. Paradójicamente, el castillo se salvó durante el régimen comunista, aunque todo el barrio judío bajo el castillo no sobrevivió. Se está desarrollando una nueva discusión en estos días sobre un tema interesante: respetar y preservar el legado de la época comunista, como la Casa de Sindicatos (Dom odborov) en Trnavske mýto. Una nueva parte altamente controvertida de la Galería Nacional Eslovaca, diseñada por el famoso arquitecto eslovaco Dedeček, se encuentra ahora en fase de reconstrucción, a pesar de que una gran parte de la población probablemente votaría por derribarla. Veremos qué edificios de hoy serán valorados y respetados por nuestras generaciones futuras.

Cuáles son los tours más solicitados por los turistas que acuden a “Authentic Slovakia“? ¿Hay tours hechos a medida?
Nuestro tour más popular es el “Tour de Bratislava Poscomunista” en vehículos retro Škoda. Excursiones más largas a las afueras de la ciudad, como el recorrido de senderismo y degustación de vinos de Devín, el recorrido de las ruinas de los Cárpatos o el Tour de los bares de las aldeas son menos frecuentes, pero nuestros visitantes aún los perciben positivamente. A menudo hacemos algún tipo de recorrido a medida basado en los temas en los que nos centramos durante nuestros tours.

Bratislava es conocida por la cerveza barata de sus bares, pero es interesante también descubrir viñedos y bodegas antiguas en los Pequeños Cárpatos, donde se puede disfrutar de una copa de vino y hablar con jovenes productores locales, entusiastas de su trabajo. ¿”Authentic Slovakia” ofrece “rutas de vino”?
Sí, a pesar de que los tours de vino también están organizados por otras agencias, después de encontrar un productor local de vino, un joven entusiasta, en Svaty Jur, decidimos cooperar con él. Este chico vive literalmente en los viñedos y en la antigua, renovada casa renacentista con bodegas. Mejor aún, se esfuerza por salvar y recuperar viejos viñedos y mantener vivas las tradiciones. Nuestro tour de vino, “Authentic Wine Tour”, se hizo muy popular durante la última temporada de verano.

¿”Authentic Slovakia” propone también tours en bicicleta para explorar lugares fuera de lo común en Bratislava y sus alrededores?
Sí, somos grandes fanáticos de la bicicleta. Nuestra primera versión del “Tour de la Cortina de Hierro” fue, por lo tanto, demasiado ambiciosa para la mayoría de los invitados en cuanto a la distancia. Ahora recorremos unos 14 kilómetros a lo largo del Danubio hasta la antigua zona fronteriza, exploramos un búnker abandonado de la Segunda Guerra Mundial y vemos interesantes contrastes de la ciudad en desarrollo. Hasta ahora, casi todas las personas lo han disfrutado, ¡especialmente la cerveza al final! 🙂

Fue un viaje fascinante a través de una ciudad que por primera vez pudimos ver con otros ojos. Ďakujem, Braňo!

_____

Foto: cortesía de “Authentic Slovakia”,
Pixabay CC0
BDE (todos los derechos reservados)
Thomas Ledl CC BY-SA 4.0

Be the first to comment

Rispondi