Chequia: un parque natural en el ex búnker de la Guerra Fría

foresta

Era una guarida secreta de la Armada Roja, ahora se ha transformado en un parque natural. Se trata de un área de 345 kilometros cuadrados, situada en la cordillera de Brdy, en la región de Bohemia Central.
El nuevo parque de Brdy se abrirá al ciclismo y al senderismo y ofrecerá 80 km de ciclovías (otros 150 en 2018) en un ambiente prístino, sin alguna presencia humana, a pocos minutos en coche de Praga.
Brdy se ha utilizado desde hace casi un siglo como una base militar y centro de entrenamiento militar por los nazis, la Armada Roja, el ejército checo y las tropas de la NATO.
El sitio de Brdy era tan secreto que tampoco los oficiales de la República socialista de Checoslovaquia tenían acceso allí en el período entre 1968 y principios de los 90.
En 2009 debía haberse construido en esta zona una base de misiles de la Alianza Atlántica, pero el proyecto nunca se realizó debido a la hostilidad de la opinión pública checa.
En el área de Brdy, prohibida a la población civil desde 1926, los únicos edificios son las ruinas de un castillo medieval y los búnkeres. Los coches no pueden entrar en el interior y en algunos valles no hay señal para teléfonos móviles.
Entre los edificios más interesantes se encuentran Javor 51 y el Atom Museo.
La primera es una estructura de cemento, cuyo nombre en clave (Javor) significa “arce”. Probablemente era un depósito secreto de la Armada Roja, diseñado para acomodar hasta 60 ojivas nucleares en caso de ataque en Alemania occidental.
El Atom Museo es parte de una estructura única de búnker “doble”, tal vez el único ejemplo construido fuera de la Unión Soviética.
En el parque será posible pasar la noche, pero no acceder a la zona más interna hasta finales de 2017, debido a los trabajos necesarios para limpiar la tierra de los numerosos restos de municiones militares. Desde 2012 hasta hoy, de hecho, se han encontrado más de 7.000 tipos de municiones.

__

Foto: Pixabay

Be the first to comment

Rispondi