Consecuencias de un Brexit “duro” para la economía eslovaca

Londres abandonará la UE saliendo del mercado único y de la unión aduanera. Así que será un Brexit “duro”, dirigido principalmente a la recuperación del completo control judicial y de la inmigración. ¿Cuáles serán las consecuencias económicas? El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo que la salida británica de la Unión Europea implica más riesgos a corto plazo para el sistema financiero de Europa continental que del Reino Unido, debido a la importancia de la industria de servicios financieros de Londres en la región.
Efectivamente, el Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido creció un 0,5 % en el tercer trimestre del año frente a los tres meses anteriores, según las cifras revisadas divulgadas por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).
La mayoría de los economistas ingleses todavía no prevé efectos negativos del Brexit en el mercado de Londres. Los consumidores británicos, según una tendencia considerada “irracional”, siguen gastando, manteniendo así el trend de crecimiento. Según los últimos datos publicados el índice de los precios al consumidor subió un 1,6% en diciembre, el mayor incremento desde julio de 2011.
Sin embargo, las previsiones de los economistas son negativas en el largo plazo: la inflación más alta no se acompañará por un crecimiento de los salarios, lo que implica una reducción de los salarios reales y, como consecuencia, una desaceleración del crecimiento en 2017.
Si todavía no se ve la crisis inmediata prevista por el Banco de Inglaterra, un Brexit difícil podría afectar a la economía europea en mayor grado. En Eslovaquia, el impacto no sería directo, ya que las exportaciones de Eslovaquia en el Reino Unido representan sólo el 4%. Más bien sería una repercusión indirecta, debido al menor crecimiento de los socios comerciales de Eslovaquia, en particular Alemania, que exporta a Gran Bretaña en mayor medida. Un crecimiento más débil de Alemania podría tener consecuencias para las exportaciones eslovacas y posteriormente causar una desaceleración de la economía del país. Ján Tóth, vice-gobernador del Banco Nacional de Eslovaquia dijo que el crecimiento del PIB de Eslovaquia podría sufrir una ralentización entre 0,3 y 0,5%.

__
Foto: Pixabay

Be the first to comment

Rispondi