El alma profunda de Nápoles en el concierto de Enzo Avitabile

avitabile-group

“Illuminare non bruciare” (iluminar no quemar) es el título del espectáculo que Enzo Avitabile ha traído en el Atelier Babylon de Bratislava el lunes 28 de noviembre. Cuenta la relación con el eterno “amigo-enemigo” de Nápoles, el Vesubio, una relación mística, introspectiva con la montaña sagrada. Una oración para apaciguar el “gigante dormido”, el demonio oscuro que se cierne desde hace miles de años, y nos advierte de que sólo hay una raza en el mundo.
El proyecto musical se presentó por primera vez en el espectacular escenario del cráter del Vesubio, durante el Pomigliano Jazz 2016.
El espectáculo comienza discretamente, sin percusión, con una técnica musical minimalista y una absoluta libertad de expresión, entre las atmósferas del jazz y vibraciones místicas.
Se eleva después un canto devocional laico a la “Madonna Negra”, escrito en el cemento del barrio de Scampia y ahora impregnado de las vibraciones místicas regaladas por las notas de un auténtico virtuoso del sitar.
“Cardia Thalassa” es un canto en Grecanico, el antiguo dialecto de Salento, un canto de esperanza dedicado a los inmigrantes que llegan por mar.
“Tutt’eguale song ‘e criature” (“Todas iguales son las criaturas”) escrita para los niños soldados y banda sonora de la película de Edoardo de Angelis “Indivisibles”, se convierte en una maravilloso manifiesto musical de los derechos universales de los niños: “tutt nati dall’ammore, se sape come si nasce, ma nun se sape comme se more: nisciuno è figlio ‘e nisciuno” (“todos nacidos por el amor, se sabe cómo se nace, pero no se sabe cómo se muere, nadie es hijo de nadie”).
Y luego los temas populares, el homenaje a los cantos religiosos, al músico guineano Mory Kante y a John Coltrane, que – dice Avitabile – fue más allá de la música codificada, en busca del sonido puro.
Músico ecléctico Enzo Avitabile, nacido en el barrio de Marianella de Nápoles, graduado en flauta y saxofonista virtuoso. Su música atraviesa todos los géneros musicales, desde el soul al funk, del jazz a la sonoridades mediterráneas, del Medio Oriente e indias y al ritmo intenso del flamenco, con esas referencias a la africanidad tan frecuentes en los artistas napolitanos. El sur de Italia y el sur del mundo se abrazan en la fraternización que sólo la música puede regalar.
Muchas las colaboraciones prestigiosas de Enzo Avitabile: James Brown, Tina Turner, Edoardo Bennato, Gerardo Nuñez, pero sobre todo se destaca la colaboración con Pino Daniele, el cantautor napolitano que murió hace un año y fue el amigo de toda la vida. Y a él está dedicada la última canción del concierto: “Terra Mia”.

avitabile-palco

“Arrastra” al público en el final Enzo Avitabile. “Palabra, gesto, sonido, danza”: los ingredientes perfectos para una actuación elegante e intensa, que se hace unión oración coral entre los pueblos.
Ciao guaglio’…

Enzo Avitabile (Alto Sax)
Rino Zurzolo (Bajo)
Ashraf Khan Sharif (Sitar)
Gianluigi Di Fenza (Guitarra)

Be the first to comment

Rispondi