El secretario de la OCDE, Gurría, presentó en Bratislava el informe económico sobre Eslovaquia

El Secretario General de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), José Ángel Gurría, presentó el último informe oficial sobre la economía de Eslovaquia y se reunió con el primer ministro Robert Fico y los ministros de Finanzas, Peter Kazimir, y de Salud, Tomas Drucker.
Eslovaquia, subrayó Gurría, debería aprovechar el buen comportamiento de la economía, cuyo crecimiento se estima en 3,3% para este año y 4,1% para el 2018.
El país dedica excesiva atención al sector industrial, continuó Gurría, aunque el sector del automóvil representó en 2015 el 27% de las exportaciones eslovacas, y en 2018 la producción de coches alcanzará el record de 1,4 millones, según el informe de la OCDE.
La situación favorable debería llevar Eslovaquia a abordar cuestiones cruciales tales como el desempleo a largo plazo, la educación, la salud y envejecimiento de la población. A este respecto, la OCDE recomienda la introducción de procedimientos más simples para la entrada de trabajadores no comunitarios, mejorar las competencias de los estudiantes, los salarios de los docentes y prestar más atención al desarrollo de la universidad e investigación.
Estos son retos fundamentales, dado que el país, tal como lo reconoció el primer ministro Fico, aún no ha logrado mejorar el nivel de vida de todos los ciudadanos, a pesar del crecimiento económico y muy bajos niveles de deuda pública.
Hablando de las perspectivas para el futuro, el primer ministro dijo que su gobierno está trabajando activamente con la OCDE en la lucha contra la corrupción, en línea con las recomendaciones específicas de la Organización.
Un proceso largo, que requiere el apoyo de todos, e implica un gran cambio cultural en la sociedad, dijo Gurría.

_____

Foto: Buongiorno Slovacchia

Be the first to comment

Rispondi