Eslovacos en el Reino Unido: nuevas reglas para solicitar la residencia permanente

El gobierno británico, a partir del 15 de marzo, ha tomado medidas para restringir la entrada de extranjeros al país. Esto significa que los ciudadanos de la UE ya no podrán solicitar automáticamente el permiso de residencia permanente, sino tendrán que pasar por el mismo proceso burocrático de los nacionales de terceros países.
Las nuevas reglas, sin embargo, no deberían afectar a las personas que ya viven y trabajan en el país. Los ciudadanos de la UE que actualmente viven en el Reino Unido deberían tener los mismos derechos que los ciudadanos británicos para recibir beneficios estatales.
El derecho de residencia permanente en el Reino Unido todavía está garantizado por las normas europeas. Por lo tanto, podrá haber un conflicto entre el primer ministro británico y Bruselas, que quiere que el país limite la libertad de movimiento sólo después de 2019, en el momento de la real salida del Reino Unido de la UE.
El primer ministro Theresa May dijo que, bajo las nuevas reglas, el Reino Unido no tiene intención de vetar la entrada de nuevos inmigrantes, sino sólo establecer nuevas normas. Conseguir un trabajo en el Reino Unido no va a ser imposible, sobre todo para los trabajadores calificados o trabajadores de temporada, pero sin duda será más difícil.

Son decenas de miles los eslovacos que viven y trabajan en el Reino Unido. En ausencia de estadísticas precisas, el número se estima entre 60.000 y 90.000. Después del Brexit, para obtener la residencia permanente ellos tendrán que llenar un cuestionario de 85 páginas, proporcionando información detallada y certificados relativos a sus contratos de trabajo, el salario, los desplazamientos efectuados desde y hacia Inglaterra.
Las autoridades británicas informan que los extranjeros con conocimientos de inglés limitados podrán contactar con asistentes del ministerio o abogados, pero este servicio no es barato, ya que tiene un costo entre 200 y 1.000 libras esterlinas.
Según algunos analistas, será difícil para los extranjeros ciudadanos de la Unión Europea demostrar sus desplazamientos, ya que no aparecen sellos en el pasaporte. En cualquier caso, la compilación correcta del formulario y la presentación de todos los documentos requeridos no será una garantía de aceptación de la solicitud de residencia.
Los eslovacos no deben tener miedo acerca de su propia situación jurídica durante el período de transición antes del Brexit, escribió la embajada eslovaca en el Reino Unido en la página de Facebook, con la recomendación de registrar la estancia para demostrar la residencia legal en el país en el pasado y el presente.
Sin embargo, algunos expertos admiten que actualmente no está claro cuáles son los eslovacos que viven en el Reino Unido que no podrán permanecer en el mercado laboral del país después del Brexit y deberán volver a casa o trasladarse a otro país dentro o fuera de la UE.
Al mismo tiempo, Eslovaquia debería estar lista para recibir a aquellos que deciden regresar a casa, eliminando los obstáculos burocráticos y permitiendo la reintegración en el empleo.

__
Foto: Pixabay

Be the first to comment

Rispondi