Historia

devin_(Squicker-cc-by-nc-nd)

La República Eslovaca está situada en un importante cruce de rutas comerciales y de encuentro entre culturas. Bratislava, en tiempos prehistóricos, estaba en medio de dos caminos, el camino del Danubio y la Ruta del Ámbar, que conectaba los países del Báltico con el Mar Adriático y era la segunda via más importante después de la ruta de la seda.

La primera cultura conocida en la region eslovaca es la Celta (V-siglo I a. C.), que ha dejado huellas de ciudadelas fortificadas en Bratislava, Hrad Smolenice y Plavecký. Después de los celtas llegaron las tribus germánicas migradas de norte a sur.

En la época romana la zona eslovaca era la frontera oriental del imperio en el Danubio. En Rusovce, a pocos kilómetros al oeste de Bratislava, se erguía el fuerte auxiliar de Gerulata, parte de la cadena de puestos militares construidos en el sector panónico para defender el limes del Danubio de los ataques de los alemanes, que ocupaban la otra orilla del río. La fortaleza, conocida por documentos y mapas antiguos, fue descubierta por los arqueólogos sólo en el curso del ‘900.

El emperador Marco Aurelio escribió parte de sus memorias en Eslovaquia durante las guerras marcomanas, emprendidas contra las poblaciones alemanas-sarmaticas de la Europa continental (167-189 d.C. aproximadamente).

Entre el final del siglo V y el comienzo del VI siglo d.C. llegaron desde las llanuras de Ucrania algunas tribus nómadas que pronto ocuparon gran parte del continente europeo.

En la primera mitad del siglo VII Eslovaquia se convirtió en parte del Reino de Samos, un especie de unión supra-tribal fundada por el comerciante franco Samo, protagonista de guerras exitosas contra los Ávaros, pero no destinada a sobrevivir a su soberano.

En el siglo IX los eslavos formaron su primera entidad política, la Gran Moravia. Gracias al aporte de los hermanos evangelizadores Cirilo y Metodio, el cristianismo se extendió entre la población local y la lengua eslava antigua fue reconocida como la cuarta lengua litúrgica después de latín, griego y hebreo.

Gran Moravia
Gran Moravia

Al final del siglo IX llegaron desde las estepas de Asia jinetes y guerreros húngaros o magiares, que después de una fase inicial de saqueo de las ciudades, poco a poco se convirtieron en la clase dominante. Unificadas las diversas tribus al inicio del siglo del’IX, Esteban fue el primer soberano convertido al cristianismo. A partir de ese momento la historia de Eslovaquia siguió vinculada a la suerte del Imperio húngaro.

En 1526 en Mohacs, a 200 km de Budapest, las tropas imperiales sufrieron una gran derrota a manos de los turcos otomanos que avanzaban hacia el centro de Europa. En esta batalla perecieron el rey Luis II de Hungría y gran parte de la nobleza húngara. Al no ser posible la defensa de Budapest, la Reina María de Habsburgo huyó en Bratislava. Aquí la nobleza eligió como rey Fernando I de Habsburgo, hermano de la reina y del emperador Carlos V. En 1536 Bratislava se convirtió en la capital de Hungría: hasta 1830 fueron coronados en la catedral de San Martino once reyes y reinas, entre ellos María Teresa de Austria.

En julio de 1918, el país se unió a Bohemia y Moravia, constituyendo la Checoslovaquia, junto con los checos, con una fuerte connotación anti-húngara. El 14 de marzo de 1939, poco antes de la anexión de los Sudetes de Checoslovaquia por Alemania, el Parlamento eslovaco declaró su independencia. Se estableció un régimen conservador dirigido por el cura de Bánovce nad Bebravou Jozef Tiso, que se convirtió en Presidente de la República y Secretario del Partido Popular Eslovaco de Hlinka, fundado por el abad Andrej Hlinka, defensor de la autonomía eslovaca. Así nació la Primera República Eslovaca.

Imagen Wikipedia
Imagen Wikipedia

Después de la Segunda Guerra Mundial Eslovaquia estuvo bajo la influencia soviética, como miembro del Pacto de Varsovia, perdió su independencia, y se reconstituyó Checoslovaquia, aunque con la pérdida de la Rutenia anexionada a Ucrania, en ese entonces parte de la Unión Soviética .

La llegada al poder de Alexander Dubcek, partidario del “socialismo con rostro humano”, dio comienzo en 1968 a la denominada “Primavera de Praga”. Sin embargo, la esperanza de cambio se apagó con la invasión soviética que se llevó a cabo en la noche entre el 20 y el 21 de agosto del mismo año. Entre 1969 y 1990, la República tomó el nombre de República Socialista Eslovaca, entrando en la República Federal Checa y Eslovaca.

En noviembre de 1989, la “Revolución de Terciopelo” derrocó el gobierno comunista en Checoslovaquia y comenzó una nueva fase en la historia de Eslovaquia. El 1 de enero de 1993 se hizo oficial la división pacífica de Checoslovaquia en Eslovaquia y República Checa, conocida como el “divorcio de terciopelo”. En mayo de 2004, Eslovaquia se convirtió en una parte de la NATO y de la UE, adoptando el euro como moneda oficial en 2009.

La Eslovaquia independiente (Wikipedia)
La Eslovaquia independiente (Wikipedia)

Imagens:
Castillo en Devin-Bratislava (Squicker cc-by-nc-nd)
Mapa de la Gran Moravia (Wikipedia cc-by-sa)
Mapa de la Checoslovaquia 1920-1928 (Wikipedia cc-by-sa)