Febrero de cine en La Bodega de Bratislava: “Las ovejas no pierden el tren”

Una película centrada en la idea de que la vida es una sucesión de expectativas y frustraciones, nuevas oportunidades y derrotas.
“Las ovejas no pierden el tren” es una comedia realista que nos cuenta cosas serias con gracia y algún toque nostálgico.
“La idea surge de escribir algo que me tranquilizara”, dijo el director español Álvaro Fernández Armero para explicar el concepto y el título curioso del film. “Todos hemos pasado malos tiempos, y últimamente más, sin trabajo o en crisis personal. En ese momento estos problemas me tenían un poco absorbido el seso y empecé a pensar cómo podía hacer una película que hablara de las derrotas de la vida y de las nuevas expectativas, desde un prisma optimista. Y sobre todo lo escribí para decirme ese mensaje a mi mismo, ese era el principal objetivo. Entonces tope con esta frase tópica de “no pierdas tú tren que sólo pasa una vez en la vida”… estos mensajes van directos al cerebro y te condicionan para siempre. Y me pregunté ¿y si eliminamos los trenes de la ecuación? ¿y si me dan igual? Negar la ecuación me pareció la salida para una situación que parece no tenerla. Las ovejas se portan increíble cuando se grita acción. Y es que si una oveja hace algo todas las demás del resto del rebaño hacen lo mismo y siguen a la primera.”
La diseñadora de moda Luisa (Inma Cuesta) y el escritor Alberto (Raúl Arévalo) son una pareja que no atraviesa sus mejores momentos y se ha ido a vivir al campo con su hijo. Sin embargo, la idílica vida rural empieza a mostrar su cara menos placentera.
Juan (Alberto San Juan), el hermano de Alberto, es un periodista de 45 años que está saliendo con la joven y entusiasta Natalia (Irene Escolar), en la que ve una tabla de salvación. Por otro lado, Sara (Candela Peña), la hermana de Luisa, es una mujer acostumbrada a canalizar su ansiedad a través de los hombres, hasta que conoce a Paco (Jorge Bosch), un periodista deportivo de quien se encapricha y que parece dispuesto a casarse con ella. O eso cree Sara…
Estas tres parejas, en sus 40, encaran los cambios a los que se enfrenta la sociedad actual: la falta de trabajo y la necesidad de reciclarse, la dificultad en las relaciones interpersonales, los desafíos cotidianos en la búsqueda de amor y un futuro mejor.
La comedia combina situaciones algo surrealistas con momentos más dramáticos. Los personajes tienen la sensación de que las cosas no son como nos habían contado y se dan cuenta de que las historias de amor rara vez siguen la premisa del “para siempre”, pero harán lo posible por reencauzar sus vidas y con ellos todos podemos sentirnos identificados.
Un estupendo reparto coral, lucido y equilibrado, tiene suficiente brío, diálogos inspirados, dotes de observación social y es capaz de transmitir auténtico calor humano.

“Las ovejas no pierden el tren” (2015): 20 candidaturas a los Premios Goya
Duración 98 min.
Viernes 16 de febrero a las 19:00 horas
La Bodega, Gorkého 13, Bratislava.
office@labodega.sk

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.