Informe de la Comisión Europea sobre el estado de la salud en Eslovaquia

El estado de salud de la población eslovaca ha mejorado desde 2000, pero todavía queda por detrás de la media de la UE.
Alrededor de dos tercios (66%) de la población eslovaca declara un buen estado de salud. El porcentaje es similar a la media de la UE, pero más alto que en la mayoría de los países vecinos.
Existen disparidades en la salud autoevaluada según el nivel socioeconómico. Según datos de la encuesta realizada por Eurostat en 2015, más de tres cuartos (78%) de los eslovacos encuestados gozan de buena salud, en comparación con menos de dos tercios (61%) de los encuestados con ingresos más bajos.

Esperanza de vida y calidad de vida

La esperanza de vida de los eslovacos ha aumentado desde el año 2000 debido a la reducción de la tasa de mortalidad después de los 65 años.
La esperanza de vida al nacer en 2015 fue de 76,7 años, frente a 73,3 años en 2000, pero todavía casi cuatro años por debajo de la media de la UE.
Persisten disparidades por género: los hombres eslovacos viven en promedio más de siete años menos que las mujeres (73,1 años en comparación con 80,2 años).
Sin embargo, no todos estos años adicionales de vida se viven en buena salud. A los 65 años, las mujeres y los hombres eslovacos pueden vivir unos cuatro años de sus años restantes sin discapacidad, lo que representa solo el 20% de los años de vida restantes para las mujeres y el 30% para los hombres.
Enfermedades respiratorias, problemas musculoesqueléticos y la depresión se encuentran entre las principales causas de mala salud. Estas condiciones, aunque no sean fatales, tienen serias consecuencias que limitan la vida. Según datos de la Encuesta Europea de Salud (EHIS por su sigla en inglés), más de una de cada cuatro personas en Eslovaquia padece hipertensión, uno de cada 14 padece diabetes y uno de cada 26 sufre asma.
Persisten también disparidades por grupo socioeconómico. Las personas con el nivel más bajo de instrucción viven en promedio 10 años menos que aquellas con instrucción universitaria, tienen cuatro veces más probabilidades de padecer diabetes y más de una vez y media más de probabilidades de sufrir asma.

Consumo de alcohol y tabaquismo

El consumo general de alcohol por adulto ha disminuido ligeramente desde 2000. Uno de cada ocho adultos eslovacos toma una cantidad elevada de alcohol con regularidad y este dato es inferior a la media de la UE. Sin embargo, el consumo excesivo de alcohol entre los adolescentes sigue siendo un problema.
El porcentaje de adultos que fuman diariamente (23%) se sitúa por encima de la media de la UE. El numero de hombres que fuman es casi dos veces mayor (30%) que el de las mujeres (16%), lo que representa un porcentaje superior a la media de la UE. El tabaquismo entre las personas con baja instrucción es casi dos tercios más alto en comparación con las personas con instrucción superior. En Eslovaquia las políticas de prevención y control del tabaquismo son menos eficaces que en muchos otros países de la UE.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo relacionados con un estilo de vida no saludable constituyen uno de los problemas de salud pública más serios en Eslovaquia.
Según estimaciones del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (IHME), más del 35% de la mortalidad en Eslovaquia registrada en 2015 puede atribuirse a un estilo de vida no saludable. Esto incluye el consumo de tabaco y alcohol, así como los riesgos dietéticos y la baja actividad física que contribuyen al alto índice de masa corporal y otros riesgos para la salud (IHME, 2016). Uno de cada seis adultos es obeso, una tasa similar a la de la UE.

Causas de muerte

Las enfermedades cardiovasculares, los accidentes cerebrovasculares, el cáncer de pulmón y el cáncer colorrectal son la principal causa de muerte tanto en las mujeres como en los hombres. El 50% de las mujeres y el 40% de los hombres muere por enfermedades cardiovasculares, mientras que el 24% de las mujeres y el 29% de los hombres muere por cáncer.
Las muertes por enfermedad de Alzheimer y otras demencias casi se duplicaron entre 2000 y 2014 debido al envejecimiento de la población, pero también a un mejor diagnóstico, la falta de tratamientos efectivos y cambios en las prácticas de registro.

El sistema de salud necesita mejoras

El sistema de salud eslovaco brinda cobertura a toda la población, aunque el acceso a la atención es más limitado en ciertas regiones, y la calidad y la eficiencia se pueden mejorar en muchas áreas. Cabe destacar que Eslovaquia todavía no cuenta con un programa nacional para la detección temprana del cáncer.
El problema es bien conocido por el Ministerio de Salud, que está elaborando una serie de medidas para fortalecer el sistema de atención sanitaria en el país.

Fuente: State of Health in the EU Slovak Republic, Country Health Profile 2017

______

Foto: Pixabay CC0

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.