La economía de las regiones eslovacas

Las ocho regiones administrativas de Eslovaquia: caracteres económicos

La República Eslovaca se compone de ocho regiones autónomas y 79 distritos. Las regiones más pobladas son Kosice y Presov, la densidad de población más alta se registra en la región de Bratislava (294 personas/km²). La calidad de las infraestructuras viarias, la afluencia de inversión extranjera y la tasa de desempleo parece diferente dependiendo de las regiones. En general, las regiones occidentales (Bratislava y Trnava) están más desarrolladas que la región central de Banská Bystrica) o las regiones del este de Prešov y Košice, donde la tasa de desempleo es más alta y los salarios más bajos. La infraestructura más desarrollada, la proximidad de las redes de transporte y los mercados de destino transeuropeos, han inducido a muchos inversores extranjeros a preferir la parte occidental de Eslovaquia. Clústeres automovilisticos han sido creados por KIA Motors en Zilina, por PSA Peugeot en Trnava, por Volkswagen en Bratislava. Clústeres electrotécnicos se han realizado por Samsung en las ciudades de Galanta y Voderady en la región de Trnava, por Foxconn Slovakia en Nitra y AU Optronics en la región de Trencin. La región de Košice, sede de la US Steel Kosice, tiene una larga tradición en la producción de acero. La industria química esta desarrollada en las regiones de Prešov y Trenčín, los establecimientos de transformación de la madera se encuentran principalmente en la región central de Banská Bystrica.

La región de Bratislava

Situada en la parte occidental de Eslovaquia, en una posición central entre República Checa, Austria y Hungría, es la más pequeña de las regiones administrativas, sino también la más desarrollada y más rica, con salarios más altos y menor tasa de desempleo. Aquí se concentra la mayor cantidad de inversión extranjera directa, gracias a su ubicación geográfica, a la infraestructura bien desarrollada (autopista ferrocarril, puerto naval y de mercancías y un aeropuerto internacional), a un fuerte crecimiento económico, al nivel de educación generamente alto de la población y al alto nivel de actividad económica. Algunos de los principales inversionistas extranjeros en la región son: Dell, IBM, Volkswagen, TESCO e Slovnaft.

Los principales sectores industriales son la industria química, automovilística, ingeniería eléctrica y la agroindustria. El sector terciario está particularmente desarrollado.

La región de Trnava

La pequeña región de Trnava se encuentra en el oeste de Eslovaquia, limita con la República Checa, Hungría y Austria y se compone sobre todo de llanuras y los Pequeños Cárpatos. La zona es rica en recursos hídricos, gracias a la presencia de los ríos Danubio, Váh y Morava. La región es el tercer receptor de inversión extranjera en Eslovaquia, sobre todo en el sector industrial. Los salarios son bastante altos y la tasa de desempleo es muy inferior a la media nacional. Aquí se registra el más alto nivel de uso de las tierras agrícolas; la mano de obra es calificada; bueno es el potencial para la creación de áreas industriales y para el transporte. La proximidad a los aeropuertos de Bratislava y Viena y la presencia de tres universidades son elementos positivos adicionales. Entre los principales inversionistas extranjeros son: Delphi, PSA Peugeot Citroën, Samsung Electronics, ON Semiconductor e Swedwood.

Los sectores industriales más desarrollados son: automovilístico, ingeniería eléctrica, metalurgia, química y fabricación de vidrio.

La región de Nitra

Situada en la parte sur de Eslovaquia, en la frontera con Hungría, y caracterizada por la tierra fértil, tiene muchos puntos fuertes: un gran potencial para los productos industriales y agrícolas, mano de obra cualificada, la presencia de las universidades y un centro de investigación, el espacio suficiente para el desarrollo, buenas conexiones con la autopista de Eslovaquia occidental y la Unión Europea, el potencial de uso de los cursos de agua, excelente suministro de energía y oportunidades para el desarrollo turístico. Algunos de los principales inversionistas extranjeros son: OSRAM, Kromberg & Schubert, Rieker, SE Bordnetze, SONY Slovacchia.

La región de Trenčin

Situada en la parte noroeste de Eslovaquia y perteneciente a los Cárpatos occidentales, limita con las regiones de Žilina y Banská Bystrica, Nitra y Trnava y la República Checa.

Los puntos fuertes de la región están relacionados con la buena posición geográfica, la fuerte presencia de los combustibles y fuentes de energía, depósitos de carbón, el nivel cultural de la población y los bajos salarios. Algunos de los principales inversionistas extranjeros son: AU Optronics, Continental Matador, Emerson, Leoni Autokabel, Yazaki, Yura Corporation,

Los sectores más desarrollados son: metalúrgico, la construcción de maquinaria, electrónica, química (principalmente caucho y neumáticos), construcciones.

La región de Žilina

Región montañosa dominada por las montañas Tatra y grandes ríos, en la frontera con la República Checa y Polonia, se caracteriza por la presencia de grandes áreas protegidas y numerosos balnearios. Entre sus principales puntos fuertes: la presencia de materias primas (madera y silicatos) y los recursos hídricos, buenas conexiones con Eslovaquia Occidental y la Unión Europea, el potencial turístico. Algunos de los principales inversionistas extranjeros son: INA, KIA Motors, Mondi SCP y Panasonic.

Las principales empresas se dedican a trabajar la madera, el metal y la celulosa y a la fabricación de maquinaria. La industria de la construcción es muy desarrollada y representa una cuota del 13% de las ventas totales. La industria de la ingeniería eléctrica y de telecomunicaciones está creciendo gracias a la inversión extranjera.

La región de Banská Bystrica

Es la región más grande y menos densamente poblada de Eslovaquia, situada en la parte sur del centro de Eslovaquia, en la frontera con Hungría, y se caracteriza por llanuras en el sur y las montañas en el norte.

Muy activas son las industrias metalúrgicas (con más del 60% de las exportaciones), cerámica, química y farmacéutica, procesamiento de alimentos y los sectores de la transformación de la madera y del vidrio. Algunos elementos importantes de la región son: la disponibilidad de mano de obra, el alto nivel de instrucción, la riqueza de las materias primas, la posición favorable a la exportación de productos industriales, el clima y las características convenientes para el desarrollo del turismo (debido al paisaje hermoso y a la presencia de aguas termales y fuentes curativas), la tasa de desempleo más alta en Eslovaquia y salarios muy bajos. Algunos de los principales inversionistas extranjeros en la región son: Biotika, Nemak , Slovalco y Yura Eltec.

La ciudad de Banská Bystrica ha desarrolado un importante sector terciario.

La región de Prešov

Esta es la región más poblada en la frontera con Polonia y Ucrania. El más famoso parque nacional, el Parque Nacional de los Altos Tatras, se encuentra en la parte occidental. Las industrias principales son la elaboración de alimentos, productos químicos, industrias mecánicas y textiles.

Los puntos fuertes de la región son: el crecimiento de la población, la mano de obra cualificada, el alto desempleo y los salarios más bajos en Eslovaquia, la presencia de extensos bosques, el fuerte potencial del sector de la madera y del turismo, el desarrollo de los sectores industriales tradicionales y artesanales, un gran sistema de transporte, el aeropuerto internacional de Poprad, las fuentes geotérmicas y minerales y una buena ubicación para la cooperación transfronteriza con Polonia. Los inversionistas extranjeros más importantes son: Lear Corporation, Tatravagonka, Tesla Stropkov, Whirlpool.

La región de Košice

Situada en las llanuras en el sur de Eslovaquia, en la frontera con Hungría y Ucrania, es la segunda región más grande en términos de población. Es el centro administrativo, industrial, comercial, económico y cultural del este de Eslovaquia.

Los sectores más desarrollados son la metalurgia (60% de la producción industrial en la región), química y la ingeniería eléctrica. Los principales aspectos positivos de la región son: la presencia de abundantes recursos naturales (talco, creta, piedra caliza, sal blanco), el desarrollo del sector de la construcción de viviendas e infraestructura, disponibilidad de mano de obra cualificada, un rico patrimonio natural y cultural, agricultura desarrollada, el aeropuerto internacional de Kosice; numerosos centros de educación e investigación en Košice.

Algunos importantes inversionistas extranjeros son: BSH Drives, Embraco, Panasonic, Pumps Michalovce, T-Systems, US Steel Kosice, Yazaki Wiring.