Jefe de la Policía Nacional Anticorrupción anunció su renuncia

Róbert Krajmer anunció oficialmente la renuncia a su cargo como jefe de la unidad de la Policía Nacional Anticorrupción en la Agencia Nacional Criminal (NAKA). Krajmer será reemplazado temporalmente por el director adjunto y seguirá trabajando en el Cuerpo de Policía, pero no en la unidad criminal.
La razón de dicha decisión fue “una presión inapropiada sobre su familia y el trabajo de la unidad anticorrupción” que Krajmer calificó de “injustificada y politizante” tras el doble asesinato de Ján Kuciak y Martina Kušnírová.
“Es mi deber asegurar el trabajo imparcial e independiente de los investigadores profesionales de la Unidad Nacional Anticorrupción, sin que se cuestionen su trabajo y sus resultados”, dijo Krajmer.
El 3 de marzo, el fiscal Vasiľ Špirko había presentado una denuncia contra Krajmer, el ministro del Interior, Robert Kaliňák, el presidente de la Policía, Tibor Gašpar, y el jefe de la Agencia Penal Nacional, Petar Hraško, por malversación de fondos públicos y participación en casos de supuestos sobornos.
Kuciak señaló en sus artículos las relaciones de negocios de la esposa de Krajmer (que posee un centro comercial por valor de 45 millones de euros) con una compañía controlada por los poderosos empresarios Zoroslav Kollár y Norbert Bödör. Kollár es un hábil abogado, conocido también por su pasión por los coches deportivos, que pronto se convirtió en uno de los empresarios más ricos y poderosos de Eslovaquia. Su nombre aparece en las llamadas “listas de la mafia” de la policía.
Bödör es un influyente hombre de negocios originario de Nitra y cercano al partido gobernante Smer. Es el propietario del servicio privado de seguridad Bonul, que ganó varias licitaciones públicas por valor de decenas de millones y recibió varios contratos en el Ministerio de Economía.
Krajmer fue una de las primeras personas en visitar la escena del crimen en Veľká Mača, tras el asesinato de Ján y Martina. La oposición afirmó que no había ninguna razón para que él estuviera allí, ya que la unidad dirigida por Krajmer no es responsable de investigar el homicidio. El ex ministro del Interior, Robert Kaliňák y el jefe del cuerpo de policía, Tibor Gašpar, ofrecieron diferentes explicaciones sobre ese tema.
Mientras tanto, Krajmer presentó una denuncia penal contra el diputado de Libertad y Solidaridad (SaS), Lucia Ďuriš Nicholsonová, y el presidente del movimiento opositor Gente Corriente (OĽaNO), Igor Matovič, por difamación.

_______
Foto: aktuality.sk

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.