La nueva planta Volkswagen Eslovaquia sigue contratando a nuevos empleados

Continúa la expansión del gigante de la industria automotriz Volkswagen, que en septiembre comenzó la producción en la nueva planta de Devinska Nova Ves, con una inversión de 800 millones de euros.
La compañía espera aumentar el número de empleados de 12.300 a más de 14.000 el próximo año. En el área de Bratislava, se inició la producción completa de la tercera generación del modelo Suv de lujo Porsche Cayenne, que ahora está completamente ensamblado en Eslovaquia. Anteriormente, la carrocería y algunos componentes barnizados se enviavan a Leipzig, Alemania, para su montaje final.
El nuevo Cayenne, que se presentó este verano, estará disponible en el mercado en 2019 en tres versiones: Cayenne, Cayenne S y Cayenne Turbo.

La planta, que ocupa un área de dos millones de metros cuadrados, incluye un departamento de carrocería de casi 36 mil metros cuadrados, un departamento de ensamblaje de 90 mil metros cuadrados y una pista de prueba para vehículos. Aproximadamente 600 personas trabajarán en el nuevo modelo con la ayuda de 700 robots de última tecnología.

La fábrica eslovaca también producirá la nueva versión del VW Touareg y el nuevo Audi Q8. En el futuro, Volkswagen podría transferir la producción del otro SUV, el Porsche Macan, a Eslovaquia.
Al aumento del personal y la expansión de la planta están vinculadas la construcción de plataformas para autobuses, estacionamientos, edificios administrativos, centros sociales y un comedor con capacidad para 250 personas.
“A pesar de la difícil situación en el mercado laboral, hemos logrado encontrar nuevos empleados en Eslovaquia”, dijo Ralf Sacht, presidente del consejo de administración y miembro del consejo técnico VW SK.
Las actividades de reclutamiento de Volkswagen continuarán en el próximo año. Los empleados tendrán la oportunidad de obtener una contribución del 70% para el alojamiento o de utilizar los apartamentos corporativos en Bratislava.
Volkswagen ofrece en promedio los salarios más altos en la industria eslovaca: el sueldo promedio bruto para los nuevos empleados se situa en 1.050 – 1.250 euros mensuales.
Además, hay un bono de bienvenida para los nuevos empleados, decimotercera y decimocuarta remuneración, pago de vacaciones, compensación relacionada con los resultados económicos de la empresa y un amplio programa social.
El próximo año, según lo acordado con los sindicatos en el nuevo contrato colectivo, habrá un aumento de 4,7% en enero y 4,1% en noviembre de 2018.

____
Foto: volkswagen.sk

Be the first to comment

Rispondi