La quinta manifestación “Defendamos una Eslovaquia decente” pide la renuncia del jefe de la policía

Se calcula que al menos 30.000 personas se reunieron el jueves 5 de abril en Námestie SNP en Bratislava por la quinta manifestación bajo el lema “Defendamos una Eslovaquia decente” (Postavme sa za slušné Slovensko).
Después de un minuto de silencio en memoria del periodista Ján Kuciak y su novia Martina Kušnírová asesinados el pasado 21 de febrero, los organizadores reiteraron que una investigación independiente sobre el doble asesinato junto con la renuncia del jefe de la policía, Tibor Gašpar sigue siendo el principal objetivo de la protesta.
El primer paso para que los ciudadanos puedan recuperar la confianza en las autoridades debe ser una serie de medidas concretas tomadas por el nuevo ministro del Interior, Tomás Drucker. El mensaje es muy claro y fuerte: El jefe de la policía no puede ser un títere de los políticos.
El país necesita cambios sistémicos en la policía y la despolitización de su liderazgo, dijo Karolína Farská, una de los organizadores de la manifestación.
Protestas similares tuvieron lugar en 34 ciudades de Eslovaquia. En el centro de Košice se reunieron más de 2.000 personas, a las que se unieron numerosos agricultores del este del país en protesta por el escándalo de los subsidios agrícolas y las amenazas recibidas por grupos mafiosos.
“Fui al este de Eslovaquia en busca de la mafia italiana, pero encontré principalmente a la mafia eslovaca vinculada a nuestra política”, dijo Andrej Bán, el periodista que investigó el abuso de fondos de la UE en el sector agrícola.
En Prešov la gente participó en la manifestación llevando pancartas para pedir la renuncia del jefe de la policía y elecciones anticipadas, criticando también la moción disciplinaria contra el fiscal Vasiľ Špirko por parte del fiscal especial Dušan Kováčik. A la manifestación asistió Zlatica Kušnírová, madre de Martina, quien agradeció a los organizadores y participantes por continuar la lucha y la búsqueda de la verdad y la justicia.
“Espero que Gaspar sea reemplazado en los próximos días”, dijo el presidente Andrej Kiska después de reunirse con el presidente checo Milos Zeman. “El cambio de personas clave en la policía, incluido por supuesto el jefe del Cuerpo de Policía, es un tema crucial para que podamos comenzar a reconstruir la confianza de la gente en la policía”, comentó el presidente Kiska en relación con las protestas callejeras.
Por su lado, Tibor Gašpar afirmó que ningún miembro del gobierno le ha pedido que renuncie a su cargo, pero no excluye la posibilidad de decidir de forma autónoma sobre las dimisiones.
Las manifestaciones tuvieron caracter pacífico y no se registraron incidentes de ningún tipo.

______
Foto: Postavme sa za slušné Slovensko (FB) Wikes Hlavatovič (FB)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.