Los paraísos fiscales atraen cada vez más empresas eslovacas

Un total de 4.796 empresas eslovacas tienen su sede en paraísos fiscales y el numero está aumentando paulatinamente.
Así se desprende de los datos elaborados en el reporte de la consultora transnacional Bisnode a finales de 2017.
Se trata de la cifra más alta registrada en los últimos 12 años y supone un aumento del 0,5 por ciento anual. El valor de las acciones controladas por los empresarios eslovacos en los paraísos fiscales asciende a 10.500 millones de euros, lo que representa el 13,6 por ciento del capital social de todas las firmas eslovacas.
La mayor parte de las empresas (1.139) están ubicada en los Países Bajos, donde controlan capital social por valor de casi 6.600 millones de euros.
Los Países Bajos son el paraíso fiscal más agresivo de Europa. El impuesto a la renta para grandes empresas es oficialmente del 25%, pero el país otorga los mayores incentivos fiscales.
Las ventajas de tener la sede legal en los Países Bajos son la oportunidad de beneficiarse de una economía estable y bien establecida y una de las políticas de comercio e inversión más abiertas del mundo. Además, la ley de sociedades holandesa es extremadamente flexible y permite transacciones de capital innovadoras y exenciones de impuestos sobre ganancias de capital. Las normas sobre la protección de marcas y patentes también están a la vanguardia.
En la lista de los paraísos fiscales que atraen a los empresarios eslovacos, aparecen Chipre, Luxemburgo, los Emiratos Árabes Unidos y Letonia.
En la actualidad, 1.106 empresas eslovacas residen en Chipre con una cantidad de capital de más de 1.500 millones de euros, mientras que en Luxemburgo 414 empresas eslovacas tienen un capital total de 1.348 millones de euros. El mayor aumento fue registrado en Chipre, donde 40 empresas se trasladaron el año pasado.
Las empresas eslovacas que hacen negocios en paraísos fiscales de la lista negra de la UE son 37 y están ubicadas en las Islas Marshall. El capital social de estas compañías asciende a 350.000 euros, según datos publicados por Bisnode.
La lista negra incluye 9 países – Samoa Americana, Bahréin, Guam, Islas Marshall, Namibia, Palau, Samoa, Santa Lucía y Trinidad y Tobago -, mientras que 55 jurisdicciones forman parte de la llamada lista “gris”.
Tres mil empresas eslovacas están ubicadas en los países que figuran en ambas listas y controlan capital social por más de 1,4 mil millones de euros.

______
Foto: Chipre (Ayia Napa) Pixabay CC0

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.