Luces y sombras de la economía eslovaca: apuestas estratégicas

Desde su admisión en la UE en 2004 y tras la adopción del euro en 2009, Eslovaquia se está consolidando como una de las potencias industriales de Europa central. Los analistas de la Comisión Europea prevén un crecimiento economico del 3,3% este año y del 3,6% en 2018.
En cuatro años la tasa de desempleo se ha reducido casi a la mitad (8%) y ha alcanzado su nivel mínimo en los últimos 9 años. El Centro de Trabajo está poniendo en marcha nuevos proyectos para impulsar el empleo, colocar a los parados de larga duración en el mercado de trabajo, apoyar a los distritos menos desarrollados, crear empleos en empresas sociales.
El déficit presupuestario es uno de los más bajos de la UE y se espera que sea eliminado en 2019. Eslovaquia ocupa la quinta posición en la zona euro por ritmo de crecimiento y la novena en Europa.
La inversión de grandes empresas extranjeras, como Jaguar Land Rover y Amazon, sigue creciendo. En 2016 Eslovaquia recibió inversiones por 930 millones de euros y fueron puestos en marcha 29 proyectos, incluyendo dos centros de investigación y desarrollo y cuatro para centros de servicios empresariales.

Hasta aquí las luces, pero a pesar de ser un país pequeño, Eslovaquia presenta diferencias de desarrollo entre las regiones prósperas y las más pobres. El mayor problema del país es la disparidad regional, la brecha de riqueza entre las regiones occidentales y orientales.
El desempleo en la región de Bratislava es bajo, pero en algunas regiones del este de Eslovaquia asciende al 20%. Actualmente la mayoria de los nuevos puestos de trabajo, especialmente en la industria del automóvil, se generan en el oeste del país. Por ejemplo, Jaguar Land Rover decidió invertir cerca de Nitra, ya que muchos componentes de automóviles llegan de Alemania y la ubicacion de la planta en la región oriental del país no resultaba atractiva.
Por lo tanto, hay la necesidad de mejorar la movilidad de la fuerza de trabajo potencial del este hacia el oeste. Para ello, el gobierno está evaluando la posibilidad de un paquete de medidas para apoyar el alquiler de bienes raíces residenciales.
El gobierno planea también una serie de proyectos para revitalizar las regiones del este, atraer la inversión de China y permitir de esta manera la integración de Eslovaquia en el mercado chino a través de la llamada ruta comercial de la seda. Desde 2011 la ciudad china de Chongqing y la alemana de Duisburgo están conectadas por un servicio ferroviario de mercancías a través de Eurasia. El tiempo de viaje a Europa lleva poco más de 13 días: la conexión con el mercado chino puede ser crucial para el desarrollo de la parte oriental de Eslovaquia.

Algunas compañias han identificado como foco de apertura de nuevas plantas industriales el área de Košice. Entre ellas destaca la estadounidense Hewlett-Packard, más conocida como HP, una de las mayores empresas internacionales de tecnologías de la información.
Un papel fundamental juegan también algunos proyectos tecnológicos: Eslovaquia refuerza su apuesta por la investigación y el desarrollo tecnológico, en el marco del cuarta revolución industrial. El gobierno ha firmado un memorando de entendimiento con una empresa especializada en la producción de vehículos autopropulsados y trenes de alta velocidad Hyperloop. Se trata del transporte de pasajeros y mercancías en cápsulas presurizadas que viajan a una velocidad vertiginosa.
El gobierno está preparando un proyecto para una pista de pruebas transfronteriza en colaboración con fabricantes de automóviles, como por ejemplo la compañia estadounidense Tesla, y proveedores de tecnologías modernas para vehículos y representantes académicos. La primera de esas pistas se construirá en la autopista entre Bratislava y Brno. Dada la ubicación geográfica centrica de Eslovaquia, la autopista podrá formar parte de un sistema de interconexión con Hungría y Austria, equipado con tecnología avanzada.

No faltan las excelencias eslovacas, como la empresa AeroMobil, pionera en el sector de los “coches voladores”, pequeños aviones que pueden aterrizar y despegar verticalmente. La compañía está actualmente probando nuevos prototipos con el apoyo del gobierno.
Sin embargo, este tipo de tecnología constituye una excepción, ya que la investigación y el desarrollo del sector automotriz se lleva a cabo en las naciones de origen de Volkswagen, Peugeot, Jaguar Land Rover y Kia. De las 40 empresas más grandes de la cadena de suministro automotriz, sólo dos son eslovacas.
A pesar del buen comportamiento de la economía, las empresas están preocupadas por el deterioro del entorno empresarial, las condiciones de negocio y la dificultad para encontrar trabajadores.
Las nuevas medidas gubernamentales podrían conducir a un aumento de los costes laborales. El paquete social incluye un aumento más rápido del salario mínimo, un aumento de la remuneración por el trabajo nocturno y los fines de semana, subsidios para las personas que trabajan en una región distinta a la de la residencia y una licencia de paternidad de 10 días con goce de sueldo.
La Alianza Empresarial afirma que los empleadores luchan con una alta carga tributaria sobre la nómina salarial, critica también el rápido aumento del salario mínimo, que representa actualmente el 43% del salario medio, y advierte de la amenaza del llamado “desempleo tecnológico”, causado por la robotización y la digitalización de la producción.

A pesar de que más de 200.000 personas teóricamente pueden encontrar un trabajo de inmediato, hay algunas posiciones que permanecen vacías. Según el análisis publicada por la Alianza Empresarial de Eslovaquia (PAS), la causa debe buscarse en la escasa formación – ya que la educación de los graduados a veces no cumple con las demandas del mercado laboral – y las barreras para hacer negocios.
Las empresas a menudo tienen dificultades para encontrar trabajadores cualificados. “Podemos invertir y ampliar nuestra producción, crear nuevos puestos de trabajo, pero no hay gente para llenarlos”, comentó a la redacción de “Buenos Días Eslovaquia” el gerente de una empresa de la cadena de suministro del sector automotriz.
Es un problema muy grave y creciente, una de las barreras a los negocios y el auténtico crecimiento económico del país.

___

Foto: Pixabay CC0 

Be the first to comment

Rispondi