Nueva detención de Antonino Vadalá. El fiscal de Venecia ha pedido su extradición

Orden de detención europea para Antonino Vadalá, ya arrestado en el caso Kuciak y luego liberado. Esta mañana, la policía eslovaca lo arrestó otra vez en Michalovce durante una operación coordinada entre la Fiscalía General de Eslovaquia y Eurojust, la agencia de la Unión Europea para la cooperación judicial en materia penal con sede en La Haya.
El arresto de Vadalá forma parte de una operación internacional que ha llevado a prisión a 11 personas (incluido el jefe Antonino Pesce) bajo cargos de narcotráfico, asociación mafiosa y lavado de dinero. Arresto domiciliario ha sido decretado para otras 6 personas. La organización operaba en tres regiones italianas: Véneto, Lombardía y Calabria, y tenía vínculos con la ‘Ndrangheta de Calabria.
El Fiscal General eslovaco informó que la operación se llevó a cabo con el mayor secreto para evitar filtraciones de información y la posible fuga de Vadalá.
El fiscal regional de Košice dentro de 48 horas debe presentar solicitud de confirmación de la custodia preventiva ante el tribunal regional local.
La fiscalía de Venecia, que emitió la orden de detención, solicitó el arresto de Antonino Vadalá por asociación criminal y tráfico internacional de drogas. Ahora ha presentado una solicitud formal de extradición a Italia.
Después de su liberación el sábado 3 de marzo, junto con otros seis calabreses que viven en Trebišov y Michalovce, Vadalá comenzó a dar entrevistas para reafirmar su ajenidad al asesinato del periodista Ján Kuciak y su novia Martina Kušnírová.
El empresario ha negado cualquier conexión con las pandillas calabresas de la ‘Ndrangheta, alegando ser víctima de un caso de identidad equivocada. El intercambio de información entre la DIA italiana y las autoridades policiales eslovacas, según él, se refería a un homónimo más anciano condenado en Italia por delitos de asociación mafiosa, quien luego murió en prisión.
En un artículo publicado ayer por “Repubblica”, se hace referencia a los ataques y reiteradas amenazas de Vadalá a los periodistas del diario: “Dijeron mentiras sobre mí, pagarán las consecuencias”.
Ján Kuciak estaba investigando las actividades del empresario calabrés, sospechoso de fraude en los subsidios de la UE en el sector agrícola y negocios poco transparentes con dos personas del entorno de Robert Fico: Mária Trošková, asistente personal del primer ministro, y Viliam Jasaň, secretario general del Consejo de Seguridad del Estado.

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.