Pista de pruebas para vehículos autónomos y conectados en Eslovaquia

Eslovaquia quiere participar activamente en la Unión Europea en probar la conducción autónoma. El Gobierno está preparando un proyecto para una pista de pruebas transfronteriza en colaboración con fabricantes de automóviles y proveedores de tecnologías modernas para vehículos y representantes académicos. La primera de esas pistas se va a construir en la autopista entre Bratislava y Brno.
El Vice Primer Ministro para la inversión y digital, Peter Pellegrini, ha anunciado que Eslovaquia juega un papel destacado no sólo en la producción de automóviles, sino también en la innovación. Esta semana se reunió con representantes de la industria del automóvil, operadores de telefonía móvil, representantes de las universidades y el sector TI, para discutir sobre un proyecto de cooperación en el campo de los vehículos autopropulsados y coches conectados.
Los coches autónomos, o robóticos, son automóviles capaces de imitar las capacidades humanas de manejo y control, perciben el entorno mediante técnicas complejas como láser, radar, sistema de posicionamiento global y visión computarizada y generalmente recorren carreteras previamente programadas.
Los vehículos conectados están equipados con acceso a internet, a una red de área local inalámbrica o por satélite, y brindan beneficios adicionales al conductor, como la notificación automática de accidentes o exceso de velocidad, mapas en línea, entre otros.
Dada la ubicación geográfica centrica de Eslovaquia, la autopista que conecta Bratislava con la República Checa, podrá formar parte de un sistema de interconexión con Hungría y Austria, equipado con tecnología avanzada.
Una parte del proyecto debería financiarse con el apoyo de la industria del automóvil y los operadores de telefonía móvil, el resto con fondos europeos.
El proyecto se pondrá en marcha este año y las primeras pruebas se llevarán a cabo ya en los próximos dos años.

___

Foto: Eirik Newth – Flickr CC BY 2.0

Be the first to comment

Rispondi