Proyecto “Transgreen” para construir nuevos ecoductos y proteger la fauna salvaje

Durante la reciente conferencia “El desarrollo del transporte sostenible en los Cárpatos” que tuvo lugar en Bratislava, el Ministro del Medio Ambiente, László Sólymos, constató la importancia de conjugar la protección del medio ambiente y la construcción de la red de comunicaciones ya en la fase de planificación. “Este país dispone de biotopos muy preciosos que no podemos simplemente cortar sin proveerles de una vía de conexión”, afirmó.
En Eslovaquia, en la actualidad, hay solamente tres ecoductos o puentes verdes acondicionados con vegetación que permiten la reconexión de diferentes habitats y facilitan el paso de la fauna salvaje sin poner en riesgo la integridad de los vehículos y la vida de los animales.
Los “falsos túneles” se encuentran en los tramos Mengusovce – Jánovce y Važec – Mengusovce de la D1 (región de Prešov) y en la autopista D2 cerca de Moravský Svätý Ján (región de Trnava). Gracias a este tipo de infraestructura en 2017 el número de accidentes causados por las colisiones de los animales con los coches disminuyó en un 11,4% en comparación con el año anterior.
El proyecto para la construcción del cuarto ecoducto se está desarrollando en la sección de la autopista D3 Svrčinovec – Skalité (en la región de Žilina) en el marco del proyecto Transgreen, en el que participan Eslovaquia, República Checa, Rumanía, Ucrania y Hungría. El objetivo es proponer soluciones concretas y medidas ecológicas para minimizar el impacto ambiental de la infraestructura de transporte con especial énfasis en los corredores ecológicos de los Cárpatos.
El proyecto cuenta con la colaboración de la Compañía Nacional de las Autopistas (NDS), el Fondo Mundial para la Protección de la Naturaleza (WWF) y numerosos expertos del sector de transporte para la planificación territorial y la protección de la naturaleza de la región de los Cárpatos.
En las zonas de montaña las carreteras de alta velocidad representan una barrera insuperable para la mayoría de la fauna salvaje. Los animales permanecen aislados en un espacio particular, lo que limita su cruce y, a largo plazo, esto puede tener consecuencias fatales para la supervivencia de la especie, especialmente de osos, linces y lobos. En las rutas de migración que se cruzan con la infraestructura de transporte surgen lugares de colisión que son peligrosos no sólo para los animales sino también para los conductores.
En Eslovaquia, se crearán dos áreas piloto, una en Kysuce, Malá Fatra y Strážovské vrchy en el noroeste del país, y la otra el altiplano Cerovej vrchoviny en el sureste a la frontera con Ucrania. Cámaras trampas permitarán capturar imágenes fotográficas de animales en estado salvaje y controlar sus movimientos a lo largo de los tramos seleccionados de carretera y la mortalidad causadas por el transporte.
El proyecto creará un catálogo de medidas para mitigar los impactos negativos del transporte en la naturaleza que servirá como base para la toma de decisiones gubernamentales. Medidas diseñadas adecuadamente podrían salvar a cientos de animales por año.

_______

Foto: Sefjo CC BY-SA 3.0
skeeze CCO

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.