Sario informa: crecimiento económico, mercado laboral, cooperación e inversiones

ECONOMÍA
La economía en Eslovaquia registrará su mayor período de crecimiento en los próximos tres años. Así se desprende de la previsión publicada por la Comisión Europea en otoño. En 2019, la economía eslovaca crecerá un 4%, la tasa más alta desde la crisis de 2009.
El producto interno bruto de Eslovaquia acelerará su crecimiento hasta un 3,3% este año y 3,9% en 2018, según las previsiones de analistas de bancos comerciales en una encuesta periódica realizada por el Banco Nacional.

MERCADO DE TRABAJO
En Eslovaquia trabajan 45,9 mil extranjeros según datos publicados a fines de septiembre de este año. Se registra un aumento de 12,7 mil personas en comparación con el final de septiembre del año pasado. La mayoría de empleados extranjeros está formada por ciudadanos de Serbia, Rumania y República Checa.

COOPERACIÓN

La capital de la República Socialista de Vietnam, Hanoi, tendrá un nuevo sistema de alumbrado público inteligente producido en Eslovaquia. Asseco Central Europe firmó un memorando de cooperación con Hanoi sobre el proyecto de alumbrado público más grande del mundo, que mejorará la calidad de la iluminación y la seguridad pública.
Un paso adelante para otros proyectos de ciudades inteligentes (Smart Cities), dijo el Viceprimer Ministro Peter Pellegrini, en el marco de su visita de negocios al país asiático.

INVERSIONES

El parque industrial Guttmanovo en Humenné tendrá un nuevo inversor. Se trata de la empresa NASA Plastic Bardejov que se dedica a la fabricación de productos de plástico y caucho y al procesamiento de productos semiacabados de caucho plástico. La compañía planea construir una planta para comenzar la producción el próximo año.

En Eslovaquia se crearán casi 1.100 puestos de trabajo en la industria del automóvil gracias a las empresas ZF, Pankl Automotive, Dongil Rubber Belt y Röchling Automotive, que planean invertir 65 millones de euros. Otros 347 nuevos empleos serán creados en Topoľčany, Novomes nad Váhom y Považská Bystrica por Dongil Rubber Belt, Pankl Automotive y Röchling Automotive, que planean invertir más de 48 millones.

La compañía Diebold Nixdorf, especializada en impulsar el comercio conectado en los sectores bancario, minorista, postal y de estaciones de servicio, abrió su nuevo centro estratégico de TI en Košice. Actualmente la empresa emplea a 35 personas. En los próximos años planea expandir la sucursal en Košice y contratar a especialistas en diversas tecnologías.

Amazon ha abierto su mayor almacén en el mundo en Eslovaquia. Actualmente, Amazon tiene una oficina abierta en Bratislava y un centro de logística inversa en la zona industrial de Sered, donde trabajan un total de más de 1.850 personas. Actualmente el gigante estadounidense compra los productos de más de 1.200 empresas eslovacas.

La planta eslovaca de la empresa japonesa Panasonic está expandiendo la producción de componentes electrónicos para la industria automotriz: fuentes de alimentación, tableros de control, paneles de interruptores, sensores y altavoces. La inversión supera los 30 millones de euros. El Ayuntamiento de Trstená, en la región de Žilina, ya está organizando apartamentos para los nuevos empleados.

En Bratislava están operando varios centros de transacciones de grandes compañías mundiales, como IBM, Amazon, Johnson Controls y PwC.
Recientemente la empresa alemana Covestro abrió su propio centro de transacciones en el barrio de Ruzinov en Bratislava, donde contrató a 220 personas para crear un equipo de profesionales altamente capacitado y motivado. Covestro se constituyó como empresa independiente en 2015, pero las actividades comerciales de la empresa, anteriormente llamada Bayer Material Science, se remontan a los años 30.
Covestro es la compañía de fabricación de polímeros más grande del mundo y proporciona sus productos a la industria automotriz, de la madera y el mueble, deporte y tiempo libre, así como a los sectores de la construcción y electrónica. Tiene fábricas en 30 países en todo el mundo. A finales de 2016 tenía 15.600 empleados y una facturación de casi 12 mil millones de euros.

La empresa alemana Hengstler trasladó su producción a la nueva fábrica en Kežmarok, en la región de Prešov. Se trata de una inversión de más de 7 millones de euros que la compañía financió exclusivamente con sus propios recursos. Hengstler, que ha estado operando en Kežmarok durante 22 años y tiene 380 empleados, creó 72 nuevos puestos de trabajo. Hengstler es un fabricante europeo líder de componentes industriales para aplicaciones de conteo y control, como contadores y temporizadores, codificadores rotatorios, controladores industriales de temperatura, relés e impresoras y cortadores.

_____
Foto: Pixabay CC0

Be the first to comment

Rispondi