Semana Ministerial de la ONU: el compromiso de España con los refugiados

Nueva York. En el marco de la 73º sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas, el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Josep Borrell, participó en un acto convocado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, bajo el título “El Pacto Global para los Refugiados: Un modelo para una mayor solidaridad y cooperación”.
La reunión tenía como objeto examinar los avances desde la Declaración para los Refugiados y Migrantes – adoptada en Nueva York en septiembre de 2016 – y abordar los términos en los que se prevé dar respuesta a los grandes movimientos de refugiados en el futuro a través del citado Pacto.
Este documento, encomendado a ACNUR por la Declaración de 2016, ha sido objeto de consultas lideradas por el Alto Comisionado a lo largo de este año en un proceso intergubernamental con participación, también, de diversas organizacionales internacionales y actores de la sociedad civil.
En estos momentos hay 68,5 millones de desplazados forzosos en el mundo, de los cuales más de 25 millones son refugiados. Por ello, queda patente la urgencia de poner en marcha el Pacto Global para avanzar en la consecución de sus cuatro objetivos: reducir la carga sobre los países de acogida; mejorar la autosuficiencia de los refugiados; incrementar las soluciones que impliquen a terceros países y apoyar las condiciones en los países de origen para el retorno seguro y digno.
El Pacto incluye también un Marco de Respuesta Integral en Materia de Refugiados (Comprehensive Refugee Response Framework, CRRF por sus siglas en inglés) ya adoptado en la Declaración de Nueva York de 2016 y que sirve de referencia a los Estados para hacer frente a las crisis de refugiados; un Plan de Acción con medidas sobre distribución de la carga y la responsabilidad compartida, y sobre las áreas que requieren de apoyo; y un mecanismo de seguimiento (un Foro Global cuadrienal, entre otros elementos).
El ministro Josep Borrell recalcó que España actúa y actuará con responsabilidad y solidaridad frente al drama de los refugiados. Asimismo hizo referencia a algunas medidas ya adoptadas por el Gobierno, como la acogida de refugiados del Aquarius, la ampliación de los recursos humanos destinados a tramitar las solicitudes de asilo, el apoyo a la aplicación del CRRF en Centroamérica y en África y el refuerzo de la cooperación con ACNUR en materia de protección e  integración de los refugiados.
Además, el ministro Borrell subrayó que España, como miembro activo de la UE, se está movilizando para que la UE siga ofreciendo una respuesta generosa que mejore la situación de los refugiados y las comunidades que los acogen. La reforma del Sistema Común Europeo de Asilo, la tramitación del nuevo Reglamento UE sobre reasentamiento y la aplicación del Acuerdo de 2016 con Turquía, precisó, son buenos ejemplos de ello.
España ha depositado el día 25 en la sede de Naciones Unidas el instrumento de ratificación de la Convención de 1961 para reducir los casos de apatridia, una de las medidas por las que también aboga el Pacto Global sobre los Refugiados.

________

Foto: Alexas_Fotos CC0
TRASMO CC0

 

 

Be the first to comment

Rispondi

Questo sito usa Akismet per ridurre lo spam. Scopri come i tuoi dati vengono elaborati.