Siete razones para visitar Bratislava

En los últimos años, Bratislava es una atracción popular para los visitantes de todo el mundo. Si pasamos por el centro histórico y escuchamos conversaciones de los grupos transeúntes, nos encontramos que no es algo inusual que las personas hablan inglés, alemán, italiano, japonés y español.
Por un lado tenemos los símbolos de la capital, y por otro los lugares menos conocidos. Edificios excepcionales de una naturaleza única. Bratislava puede ofrecer muchas razones para visitarla.

1. Bratislavký hrad


En 1961 se convirtió en un monumento nacional. La zona del castillo es utilizada por los residentes y visitantes para dar un paseo. Desde el castillo tienen una hermosa vista del centro histórico de la ciudad, el Danubio y Petržalka. Un parque también forma parte del castillo. Si quieren disfrutar un paseo al castillo, traten de encontrar las escaleras “secretas” en la calle que se llama Strmá ulička. Comienzan en la ribera y terminan cerca del castillo y cerca de la parada de trolebús Inovecká.

2. Železná studnička

Esta parte de la capital sirve para la relajación en el parque forestal de Bratislava. Empieza en un lugar donde termina Mlynská dolina y es uno de los sitios más populares. Ofrece una variedad de actividades como paseos en bote, pesca, telesilla a Koliba o actividades para los niños.

3. Slavín

El monumento a los soldados sovieticos caídos durante la Segunda Guerra Mundial en el territorio de Eslovaquia occidental es otro monumento característico de la capital. En 1962 el cementerio militar fue declarado monumento cultural nacional. Desde este lugar hay una vista hermosa de todo el Bratislava.

4. Torre Kamzík y su restaurante

La torre de televisión Kamzík es con su pico de 635 metros el edificio más alto de Bratislava y la torre más alta en Eslovaquia. Una de las atracciones más populares de Kamzík es un restaurante con una plataforma que ofrece otro lugar único de donde pueden disfrutar una vista de la ciudad en Danubio. Una grande ventaja es la experiencia de comer en el restaurante que abarca la estacionalidad, la imaginación, la creatividad y la tradición.

5. Cyklomost slobody

Faltó poco, sólo el consentimiento de la parte austriaca, y tendríamos el Puente de Chuck Norris, que fue el nombre elegido por una consulta popular. El puente conecta Devinska Nová Ves y el austríaco castillo Schlosshof. El camino les llevará a la tierra que una vez fue habitada por los romanos, celtas y los Habsburgos.

6. Danubiana

Sólo 20 kilómetros al sur del centro de Bratislava el 9 de septiembre de 2010 creció uno de los museos de arte moderno más jóvenes: Danubiana Meulensteen Art Museum. Está situado en una península en la frontera de tres países Eslovaquia, Austria y Hungría. En el parque enorme hay esculturas. En el interior pueden admirar las obras de artistas importantes del mundo. Es un lugar donde las obras de arte, la arquitectura moderna y la naturaleza vecina van de la mano.

7. Restaurantes y bares

En el mundo se nos conoce como amantes de la buena comida y el alcohol. Bratislava es conocida en Europa por muchos bares, restaurantes y las hermosas mujeres (¡no sólo en Bratislava!). Vale la pena visitar el restaurante más antiguo de Bratislava que se llama Funus o cualquiera de las cervecerías. En el centro histórico hay varios lugares donde pueden aspirar el ambiente adecuado de nuestra capital.

Juliána Sykáčková, estudiante de Škola La Latina

______
Foto: BDE (Bratislava, castillo) (todos los derechos reservados)
Železná studnička (Facebook)
(Slavín) Jorge Láscar (CC BY 2.0)
(Torre Kamzík) Amonet from Wikimedia Commons (CC BY-SA 3.0)
Cyklomost slobody (Bratislava Region Tourism)
Danubiana Meulensteen Art Museum (Facebook)
(comida eslovaca) Andrew Nash (CC BY-SA 2.0)

Be the first to comment

Rispondi