Trabajo: tendencia positiva en Eslovaquia en 2017, pero también preocupaciones

Eslovaquia será un país en crecimiento en 2017: analistas prevén un aumento del 3,2% del PIB, un nivel similar al del año pasado.
La tasa de desempleo, que en noviembre fue de 8,78%, se redujo en dos puntos porcentuales en un año, del 10,6% en diciembre de 2015 al 8,78% en noviembre del año pasado.
El crecimiento llevará a la creación de nuevos puestos de trabajo, especialmente en los sectores manufacturero, automoción y mecánica, transporte y logística. Las empresas de Bratislava, Trnava, Trencin, Nitra y Kosice necesitarán cada vez más trabajadores cualificados, como operadores de producción, programadores CNC, inspectores de control de calidad, soldadores y especialistas en metales.
Sin embargo, existe la preocupación debido a la escasez de trabajadores cualificados y la presencia de una proporción de desempleados de larga duración, para los cuales es necesario mantener el hábito de trabajo y habilidades hasta el momento en que hay una oferta de trabajo adecuada.
Frente a la escasez crónica de mano de obra especializada, las empresas siguen buscando empleados extranjeros y esto, en el largo plazo, podría limitar el crecimiento real del empleo. En 2016 el número de trabajadores extranjeros empleados en Eslovaquia ha aumentado a un ritmo de mil al mes. Este número, sin embargo, todavía no es suficiente para cubrir las necesidades actuales de empleo.
En opinión de muchos, incluso dentro del gobierno, difícilmente la tasa de desempleo caerá por debajo del 7-8%, porcentaje considerado “fisiológico” en Eslovaquia.
Ciertas categorías son particularmente vulnerables, como los jóvenes, las personas poco cualificadas, los romaní marginados y las madres con niños pequeños.
El desempleo se concentra en las partes centrales y orientales de Eslovaquia, con tasas de casi tres veces más altas que la zona de la capital.
Las razones principales son una combinación de bajos niveles de crecimiento y creación de empleo en las regiones centrales y orientales y la insuficiente movilidad laboral regional hacia áreas que ofrecen más puestos de trabajo.
Entre los factores que dificultan la movilidad hay la insuficiente red de infraestructura de transporte, los altos costos de transporte y alojamiento en relación con los ingresos y el insuficiente desarrollo del mercado del alquiler. A esto se suma la falta de infraestructura y un entorno empresarial favorable a la inversión y la creación de puestos de trabajo.
De acuerdo con el informe de la Comisión Europea sobre la situación del mercado laboral en Eslovaquia, el gasto público en políticas activas de trabajo sigue siendo todavía bajo en comparación con el resto de la UE. Además falta una evaluación más precisa de la situación real del país, lo que ayudaría al gobierno a promulgar medidas más eficientes.

__

Foto: Pixabay

Be the first to comment

Rispondi