Veto del Presidente Kiska a los vales vacacionales: “la ley discrimina a los trabajadores”

El presidente Andrej Kiska aplicó el veto a la enmienda a la ley sobre la promoción del sector turístico. A pesar de que el gobierno y el parlamento tienen “el poder de apoyar el turismo nacional a través de los instrumentos que consideren apropiados o necesarios”, dijo el presidente, la ley discrimina a los trabajadores al crear situaciones de desigualdad.
La ley establece la introducción de vales vacacionales para los empleados que decidan pasar sus vacaciones en Eslovaquia por un valor máximo de 500 euros, de los cuales 275 serán pagados por los empleadores. En el caso de bonos inferiores a 500 euros, el empleador pagará el 55% del costo. Los vales estarán exentos del impuesto sobre la renta y las deducciones tanto para los empleados como para los empleadores.
Sin embargo, los vales vacacionales serán obligatorios en la primera etapa de su introducción únicamente para las empresas que emplean a más de 50 personas. Además, los empleados deben haber cumplido al menos dos años de servicios en la misma empresa.
Kiska enfatizó que la nueva ley garantizaría los vales solo a una categoría de empleados, mientras que otros no tendrían derecho o podrían obtenerlos solo por iniciativa voluntaria de su empleador.
“Esta desigualdad entre los empleados en relación con el mismo derecho no corresponde a ninguna necesidad real ni a ningún objetivo legítimo de la política social del Estado”, dijo el Presidente Kiska motivando su veto a la ley.

Fuente y foto: prezident.sk

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.