Bratislava: la espiritualidad del Camino de Santiago en las imágenes de los peregrinos

El pasado martes 29 de noviembre ha sido inaugurada la exposición fotográfica sobre el Camino de Santiago, organizada por la Embajada de España en Eslovaquia, en colaboración con el Instituto Cervantes en Bratislava y la asociación cívica «Amigos del Camino de Santiago en Eslovaquia».

La exposición, que permanecerá abierta en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Comenius en Bratislava hasta el 15 de diciembre, presenta fotografías captadas por peregrinos de toda Europa que desean transmitir la transcendencia y significación de una arraigada tradición de profundo valor social y cultural, belleza paisajística y significado espiritual.

Las peregrinaciones a Santiago de Compostela (Galicia) iniciaron en el siglo IX con el descubrimiento de la tumba del apóstol Santiago el Mayor entre los restos de un asentamiento romano. Durante siglos se trazaron las sendas que confluyeron en Santiago, encuentro final de todas las rutas relacionadas con la peregrinación jacobea, la última peregrinación cristiana en aparecer en la Edad Media.

Sin embargo, el Camino de Santiago no es sólo una ruta de tránsito de peregrinos procedentes de todas partes de Europa, personas ilustres y eruditas, incluidos reyes, obispos, nobles y artistas que consideraban los restos del apóstol capaces de interceder ante Dios. Representa una de las grandes aportaciones españolas a la cultura del continente y a la Cristiandad y una de las columnas vertebrales de Europa.

Durante 12 siglos el Camino de Santiago generó una extraordinaria vitalidad espiritual, cultural y social, con la creación de la primera amplia red asistencial de Europa y la construcción de monasterios, catedrales y nuevos núcleos urbanos. Esta ruta propició el encuentro entre gentes de diversa procedencia y la formación de una cultura basada en el intercambio abierto de ideas y nuevas corrientes artísticas – el Románico y el Gótico, típico de la Cristiandad medieval, y el arte Mudéjar característico de la España islámica -, así como un dinamismo socioeconómico que favoreció el desarrollo de diversas zonas de Europa durante la Edad Media.

En la actualidad, las rutas señaladas como Camino de Santiago vuelven a convertirse en una gran red de caminos que nacen en varios países europeos y que se van uniendo y convergiendo en cuatro caminos en Francia: la Vía Lemovicense, la Vía Podiense, la Vía Turonense y la Vía Tolosana. Estas cuatro rutas, a su vez, terminan por unirse en Puente la Reina (Navarra).
La Ruta Jacobea fue declarada “Primer Itinerario Cultural Europeo” por el Consejo de Europa en 1987 y “Patrimonio Universal de la Humanidad” por la UNESCO en 1993.

Existe un Camino de Santiago también en Eslovaquia, cuya primera ruta conecta las dos ciudades principales del país: Košice en el este y Bratislava en el oeste.
Este tramo fue inaugurado en 2017 con el obietivo de renovar la antigua ruta de peregrinación y conectar el tramo eslovaco con la red internacional de caminos europeos. El proyecto fue desarrollado en colaboración con la asociación cívica “Amigos del Camino de Santiago en Eslovaquia”, una de las agrupaciones de peregrinos existentes en varias regiones europeas, y se basa en datos históricos.
Los miembros de la asociación siguen trabajando para documentar, recuperar y definir el trazado, marcar el camino y adaptarlo a los atractivos y las posibilidades de alojamiento que cada región de Eslovaquia puede ofrecer a los peregrinos que buscan una renovación espiritual, quieren conocerse mejor y descubrir los tesoros naturales y culturales del país.

En Bratislava convergen tres caminos diferentes: el Szent Jakab út húngaro, que se une a la Svätojakubská cesta eslovaca en las ruinas de la Capilla de Santiago debajo de Námestie SNP en el casco antiguo. En esta área comienza la primera etapa del Jakobsweg austriaco que pasa por la ciudad de Viena. Esta primera ruta del Camino de Santiago eslovaco tiene una longitud aproximada de 650 km y se puede recorrer a pie en aproximadamente un mes.

En Eslovaquia, el Camino de Santiago se divide en nueve secciones y cada sección consta de varias etapas de un día. El Camino sigue los corredores comerciales tradicionales y las rutas históricas de peregrinaje utilizadas en la Edad Media, que pasan por las principales iglesias de Santiago y por lugares de gran importancia paisajística, religiosa y cultural.

__________________

Foto: Sergio Gonzalez Palanca (Fb)

cortesía del Instituto Cervantes en Bratislava
bernavazqueze (CC BY-ND 2.0)
caminodesantiago.sk

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.