China representa una oportunidad para las empresas eslovacas

China es la segunda economía más grande del mundo y el segundo mayor importador mundial. Está abriendo su mercado a empresas de otros países y es probable que las importaciones de bienes y servicios en China se multipliquen en los próximos años.
Muchos países están tratando de ingresar al gran mercado chino y «Eslovaquia no puede permitirse quedarse atrás». Así lo expresó Richard Raši, viceprimer ministro de Informatización e Inversiones, quien inició una visita de trabajo en Shanghai, acompañado por el Secretario de Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores, Lukáš Parízek, el Secretario de Estado del Ministerio de Economía, Vojtech Ferencz, y una veintena de representantes de empresas innovadoras eslovacas.

Raši agregó que China puede brindar a los empresarios eslovacos la oportunidad de desarrollar sus actividades, dado el interés en la cooperación entre las empresas chinas y los países de Europa Central y Oriental, que representan una puerta de entrada a la Unión Europea. Beijing ha desarrollado una estrategia especial para Europa Central y Oriental orientada a la producción específica, con productos que adquirirán automáticamente la marca «Hecho en la UE» sin la aplicación de aranceles aduaneros.
Eslovaquia también tiene mucho que ofrecer a China, dijo Raši: «numerosas empresas eslovacas tienen un enorme potencial innovador y China está buscando socios comerciales», pues no es suficiente desarrollar soluciones innovadoras, es necesario encontrar el apoyo de un socio comercial fuerte para convertirse en actores globales. Una cooperación estratégica con China podría ofrecer incluso a una pequeña empresa eslovaca la posibilidad de exportar sus productos a un mercado de 1.300 millones de personas.

El viceprimer ministro asistió a la ceremonia de inauguración de China International Import Expo, la mayor feria de importación de China celebrada en Shanghái con más de 1.000 expositores provenientes de más de 60 países. A la segunda edición de la feria asistieron, además del presidente chino Xi Jinping y el presidente francés Emmanuel Macron, otros representantes del Grupo de Visegrado: el presidente de la Cámara de Diputados de la República Checa, Radek Vondráček, y el ministro de Asuntos Exteriores y Comercio húngaro, Péter Szijjártó.
Eslovaquia no tiene su propio pabellón en la feria, pero dos empresas eslovacas han creado un stand para presentar sus productos: la empresa Klein, s.r.o. (representante de Velvet futura) con su coche volador y la compañía Neodual, s.r.o., que produce suplementos alimenticios.

Los inversores chinos han expresado interés en el coche volador del diseñador eslovaco Stefan Klein y la producción en masa podría comenzar dentro de tres años. Según Klein, quien se reunirá con inversores chinos esta semana, el camino hacia el éxito en el mercado chino aún es largo, pero este mercado es «muy prometedor» en el sector de la aviación.

_________

Foto: Pixabay CC0, Richard Raši (Fb)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.