Čičmany necesita ayuda para mantener su patrimonio cultural

Hay un tesoro monumental ubicado en la region de Žilina, en el noreste de Eslovaquia entre las montañas Strážovské Vrchy y Fatra, que en 1977 fue declarado Reserva Histórica de la Arquitectura Tradicional.
Todo el pueblo de Čičmany se ha convertido en un museo al aire libre, con sus 136 típicas casas de madera decoradas con singulares motivos en color blanco. La madera envejecida adquiere un característico tono oscuro que hace resaltar aún más los dibujos geométricos. Esta particular decoración constituye un ejemplo singular de la cultura y arquitectura popular, que se remonta al siglo XIII.
Originariamente las mujeres de Čičmany sólo decoraban las esquinas de las casas utilizando barro y cal, pero a partir del siglo XIX empezaron a decorar toda la superficie de las fachadas para proteger la madera de los efectos de la luz del sol.

Posteriormente, los dibujos geométricos se convirtieron en un distintivo del pueblo, con los que se decoraban los trajes tradicionales y varios objectos del hogar.

Los habitantes están orgullosos de su patrimonio cultural y cuidan con esmero las fachadas de las casas, los jardines y las huertas adyacentes.

Sin embargo, en los últimos años, Čičmany ha experimentado una despoblación progresiva: solo 123 de los 1.500 habitantes originarios viven en el pueblo.
Esto ha llevado a una paulatina disminución de la recaudación tributaria, necesaria para la correcta conservación de la localidad. Con tan solo 2.500 euros mensuales procedentes de los impuestos sobre la renta de las personas físicas es difícil garantizar la gestión de todas las actividades de la administración municipal. Es necesario cortar el césped, eliminar los desechos, mantener el pueblo limpio, quitar la nieve durante el invierno y plantar flores, para que los numerosos turistas (alrededor de 30.000 al año) puedan disfrutar de este lugar de cuento de hadas. Sin contar que esa cantidad apenas cubre la tercera parte de los gastos, incluyendo los salarios de los funcionarios de la Municipalidad…

Por eso, las autoridades están muy preocupadas por el futuro de Čičmany, que este año celebra el 750 aniversario de su primera mención escrita. A principios de este mes han lanzado una campaña de recaudación de fondos para salvar el pueblo.
El Ayuntamiento de Čičmany utilizará la suma recaudada para cubrir los costos operativos del municipio, implementar eventos culturales y deportivos y crear las condiciones adecuadas para la conservación del patrimonio cultural del pueblo.

El presidente de la organización regional de turismo de Rajecká dolina (OOCR), Peter Slyško, junto con la alcaldesa de Čičmany, Iveta Michalíková, hizo un llamado a las autoridades competentes y a la Ministra de Cultura, Natália Milanová, para que no dejen morir el pueblo, sino que encuentren soluciones a largo plazo.

“Queremos que nuestras raíces nunca se olviden y sean un legado para las generaciones futuras”, dice Petra Toth, quien el año pasado creó la colección especial de joyas «Čičmanskí kohútkovi» y ahora es una de los principales impulsores del proyecto para salvar Čičmany.

Información más detallada sobre la recaudación de fondos se encuentra en la página web de la organización OOCR.

____________________

Foto: rajeckadolina.sk

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.