Comisión Europea: «orientaciones y recomendaciones» para relanzar el sector turístico

Permitir viajes y vacaciones con seguridad y ayudar a la recuperación del sector turístico en tiempos de pandemia será posible con una reducción gradual y coordinada de las restricciones entre áreas y Estados miembros de la UE cuando su situación epidemiológica sea suficientemente parecida.
Para apoyar la revitalización del turismo europeo respetando la salud y seguridad de los ciudadanos, el miércoles 13 de mayo, la Comisión Europea presidida por Ursula von der Leyen presentó un paquete de orientaciones y recomendaciones para el sector del turismo y el transporte.

El documento tiene por objeto ayudar al sector turístico, que contribuye al 10% del PIB de la UE (alrededor de 1.400 millones de euros) y es una fuente clave de empleo de la Unión al ofrecer alrededor del 12% de los puestos de trabajo. Hay aproximadamene 267 millones de ciudadanos europeos, es decir el 62% de la población, que realizan al menos un viaje privado de ocio al año. Durante la temporada de verano, los residentes en la UE gastan en promedio 190.000 millones de euros para sus vacaciones.
El sector turístico ha sido uno de los más afectados por las medidas restrictivas impuestas para frenar la pandemia. La Organización Mundial del Turismo (OMT) prevé una reducción de entre un 60 y un 80% en las llegadas internacionales, con pérdidas de entre 840.000 millones y 1.100 millones de euros.

El documento preparado por la Comisión Europea incluye una estrategia general a corto y largo plazo, un enfoque común para restaurar la libre circulación entre los países miembros yla elaboración de protocolos de salud para garantizar la seguridad de los viajeros, el personal de transporte y los servicios de alojamiento.
Al aplicar las medidas, también deben tenerse en cuenta las razones económicas de los desplazamientos, dando prioridad inicialmente a las necesidades de los trabajadores transfronterizos. El enfoque también debe ser flexible y permitir la reintroducción inmediata de medidas de contención adecuadas en caso de que la situación epidemiológica empeore.

Se trata de recomendaciones que se refieren a áreas de competencia de los Estados miembros, como las fronteras y la salud. Para la Comisión, la aplicación del principio de no discriminación es fundamental para evitar que los acuerdos bilaterales perjudiquen a algunos Estados miembros. Esto significa que cuando un Estado miembro decida permitir la entrada en su territorio, o en regiones específicas de su territorio, debería hacerlo de manera no discriminatoria, permitiendo el acceso a los viajeros procedentes de esas áreas, regiones o países de la UE que tengan una situación epidemiológica y sanitaria similar.
La Comisión Europea recomienda a los Estados miembros que utilicen las orientaciones del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), que actualizará una lista de áreas con baja circulación de virus, y que apliquen medidas de contención y distanciamiento durante los viajes y en los cruces fronterizos.
Las orientaciones de la CE también contienen indicaciones sobre el uso de equipos de protección personal y sobre protocolos apropiados en el caso de viajeros que presenten síntomas de infección por coronavirus.

Servicios turísticos

La Comisión establece criterios comunes para reanudar de forma gradual y segura las actividades turísticas, con la adopción de protocolos de salud para todo tipo de alojamiento (hoteles, restaurantes, bares, zonas de acampada) con el fin de proteger la salud de los clientes y empleados. Dichos criterios incluyen las pruebas epidemiológicas, la existencia de capacidad suficiente en el sistema sanitario para la población local y los turistas, sistemas de vigilancia y monitoreo y la capacidad de realizar pruebas y rastrear contactos.
La Comisión recomienda a las instalaciones de alojamiento que proporcionen a sus huéspedes toda la información necesaria antes de su llegada.

Las aplicaciones de rastreo de contactos

La Comisión Europea ha dado a conocer también las orientaciones sobre las aplicaciones de rastreo de contactos, de manera que los ciudadanos puedan ser alertados de una posible infección por coronavirus durante sus viajes dentro de la UE. El documento también especifica los requisitos de estas aplicaciones: «voluntariedad, transparencia, carácter temporal, ciberseguridad, uso de datos anónimos y tecnología Bluetooth, interoperabilidad transfronteriza y entre sistemas operativos».

Bonos o reembolso de los viajes cancelados

En el caso de que los billetes de transporte o los viajes combinados hayan sido cancelados, según normas de la UE los viajeros tienen derecho a elegir entre un bono o el reembolso en efectivo.
Sin perjuicio de este derecho, la recomendación de la Comisión Europea tiene por objeto promover la opción de los bonos como alternativa viable y más atractiva al reembolso de los viajes cancelados, debido al costo financiero para los operadores de viajes.
Los bonos voluntarios deberían tener un período mínimo de validez de 12 meses y ser reembolsables tras un año, como máximo, si no se han utilizado. Además, deberían permitir a los pasajeros que viajen en la misma ruta con las mismas condiciones de servicio o garantizar un viaje combinado con servicios del mismo tipo o de calidad equivalente. También deberían ser transferibles a otro viajero.

Ayudas estatales para empresas turísticas

La Comisión Europea pretende apoyar el turismo con una serie de medidas, como garantizar la liquidez para las empresas turísticas, en particular las pymes, salvaguardar el empleo y promover a Europa como destino turístico seguro.
La flexibilidad de la normativa sobre ayudas estatales también podría aplicarse al sector turístico, para permitir a los Estados miembros introducir sistemas de garantía para los bonos, aumentar la liquidez de las empresas de los sectores de los viajes y transporte, así como atender las solicitudes de reembolso. La Comisión pone a disposición hasta 8 mil millones del Fondo Europeo de Inversiones para apoyar a 100.000 pequeñas empresas afectadas por la crisis.

Incluso el plan SURE, elaborado por la Comisión para ayudar a los Estados miembros a cubrir los costos de la reducción del tiempo de trabajo y otras medidas encaminadas a salvaguardar el empleo, se aplicará al sector turístico, con ayudas financiera de hasta 100.000 millones de euros. La Comisión también apoya el partenariado entre los servicios de empleo, los interlocutores sociales y las empresas para promover la recualificación y el reciclaje profesional, especialmente para los trabajadores temporeros.

El paquete de la Comisión también incluye la promoción de las atracciones y el turismo de las diferentes regiones y Europa como destino turístico seguro, a través de un sistema de bonos “de patrocinio” que permitirá a los viajeros y turistas apoyar sus hoteles o restaurantes favoritos, la puesta en marcha de campañas de comunicación paneuropeas, la promoción de un ecosistema turístico europeo “sostenible, innovador y resiliente” («la Agenda Europea de Turismo 2050») y la transformación digital de los servicios turísticos.

Tres etapas

Se prevén tres fases para el levantamiento completo de los controles fronterizos:
la «fase 0», o sea la situación actual, que prevé limitaciones a los viajes innecesarios, que no están motivados por necesidades laborales.
la «fase 1», o sea la próxima fase, que prevé la disminución gradual de las restricciones y los controles en la frontera entre regiones y Estados europeos dependiendo de la evolución positiva de la pandemia y situaciones epidemiológicas similares. En esta etapa, se permitirá viajar por motivos profesionales, personales y turísticos.
la «fase 2», que permitirá eliminar todas las restricciones y los controles en las fronteras internas de la UE, pero con la aplicación de medidas sanitarias para proteger la salud de los viajeros.

Las condiciones para la reapertura de las fronteras y la libre circulación serán dictadas, en cualquier caso, por la evolución de la pandemia. Los miembros de la UE y la Comisión tendrán que adaptarse. “El desconfinamiento y el turismo no estarán libres de riesgos mientras el virus circule entre nosotros. Tenemos que mantener la vigilancia, el distanciamiento físico y las precauciones sanitarias rigurosas en todo el ecosistema del turismo y el transporte para evitar nuevos brotes en la medida de lo posible”, ha declarado Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria. “No permitiremos que todos nuestros esfuerzos caigan en saco roto”.

__________
Foto: Anna Shvets
Andrea Piacquadio
Rene Asmussen

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.