A Eslovaquia, gracias a su ubicación en el centro de Europa, se puede llegar desde los países europeos con diferentes medios de transporte: coche, tren, avión, autobús y también con el barco.

Coche

Llegar en coche desde Austria es fácil: en Viena, hay que tomar la autopista S1 en Schwechat, (donde se encuentra el aeropuerto), de donde se continúa por la A4 hasta Bratislava, que es la puerta occidental de Eslovaquia, a pocos kilómetros de la frontera.

La capital está conectada directamente con las autopistas de la República Checa, Austria y Hungría. En Eslovaquia, la red de carreteras está bastante avanzada, aunque el circuito de la autopista aún no se ha completado hasta Košice, la segunda ciudad del país, cerca de la frontera este con Ucrania. Las carreteras, autopistas y autovías son de buena calidad en la parte occidental de Eslovaquia.

Algunas distancias por carretera:

Bratislava – Viena 60 kilometros
Bratislava – Praga 350 kilometros
Bratislava – Žilina 210 kilometros
Bratislava – Banská Bystrica 213 kilometros
Banská Bystrica – Košice 237 kilometros
Banská Bystrica – Poprad 140 kilometros
Žilina – Košice 265 kilometros

Avión

El aeropuerto internacional  “M. R. Štefánik” de Bratislava se encuentra a 10 km del centro de la ciudad. Se puede llegar en taxi o con el autobús No. 61, que te lleva a la estación central en 20 minutos. Es el aeropuerto con más conexiones internacionales, especialmente con Reino Unido, Alemania, pero también con Italia, Serbia, Francia, Bélgica o Rumanía, y con Dubai, que funciona como escala para los pasajeros procedentes de Asia.

El aeropuerto internacional de Košice está situado a 6 km de la ciudad, con la que está bien comunicado con servicio de taxi.  El autobús número 23 te lleva a  la estación de tren en unos 20 minutos. El aeropuerto conecta con Viena, Liverpool, Dublín, Londres-Stansted y Londres-Luton.

En ambos aeropuertos hay servicios de alquiler de coches.

El pequeño aeropuerto de Poprad-Tatry, cerca de la estación de esquí del mismo nombre, opera vuelos a Londres.

A Eslovaquia también se puede llegar con diferentes aerolíneas que utilizan el aeropuerto de Viena, a sólo 40 km de Bratislava. El aeropuerto de Viena está bien conectado con Bratislava  por líneas de autobús frecuentes y con precios muy asequibles.

Tren

Hay trenes internacionales que llegan desde el exterior a Eslovaquia. Desde la estación central de Viena  (Wien Hauptbahnof) salen trenes hacia la estación central de Bratislava (Hlavná Stanica) y la estación de Bratislava-Petržalka cada 30 minutos y el viaje tarda una hora aproximadamente.

Autobús

Hay servicios regulares de autobús entre Eslovaquia y la mayoría de los países europeos y líneas de autobús que conectan Bratislava con Budapest, Munich, Stuttgart, Frankfurt, Londres, Bruselas, París, Niza, Zurich, Rotterdam.

Barco

El transporte fluvial es una opción interesante para llegar a Bratislava. El puerto del Danubio de la capital ofrece líneas regulares a Viena, Hainburg, Budapest y otros puertos fluviales del Danubio desde abril a octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *