“Cuadro Europeo de Indicadores de la Innovación 2022”: el Grupo de Visegrado se queda atrás

El Cuadro Europeo de Indicadores de la Innovación 2022 publicado por la Comisión Europea, muestra que los resultados obtenidos por los países del Grupo de Visegrado todavía están por debajo del promedio de la UE.

Mientras que la República Checa se encuentra entre los “innovadores moderados”, con un rendimiento entre el 70% y el 100% de la media de la UE, Eslovaquia, Polonia y Hungría se sitúan en el grupo de los “innovadores emergentes”, con un rendimiento inferior al 70% de la media de la Unión. Por eso, ocupan los últimos puestos de la clasificación en actividades de innovación y gasto en I+D.

Europa aparece dividida en dos grandes áreas, en cuanto a la tasa de innovación: los «fuertes innovadores», con un rendimiento superior al 125% de la media de la UE, se encuentran en el norte y el oeste de Europa, mientras que en el sur y el este se concentra la mayoría de los innovadores «moderados» y «emergentes».

Los países con mejores resultados en general pueden contar con un sistema de innovación equilibrado, un nivel adecuado de inversión pública y privada en educación, investigación y desarrollo de capacidades, partenariados de innovación eficaces entre empresas y el mundo académico, así como un entorno empresarial favorable a la innovación respaldado por sólida infraestructura y habilidades digitales.

En los últimos siete años, la tasa de innovación ha aumentado significativamente en 19 Estados miembros de la Unión Europea, que en su conjunto ha mejorado su rendimiento en torno a un 10% y ha conseguido superar por primera vez a Japón. Sin embargo, la brecha que separa a la UE de países como Australia, Canadá, la República de Corea y los Estados Unidos sigue siendo fuerte.

Por tanto, el objetivo de la Nueva Agenda Europea para la Innovación, adoptada el pasado mes de julio, es eliminar las disparidades territoriales dentro de la Unión, para que Europa se posicione como protagonista en el panorama mundial de la innovación, y fomentar la transición hacia una economía más verde e inteligente.

Tal y como subrayó Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, «la autonomía y la competitividad de Europa dependerán de nuestra capacidad para convertirnos en líder tecnológico y comercial en ámbitos estratégicos como el espacio, la defensa, el hidrógeno, las baterías, los chips y la informática cuántica y de alto rendimiento. La agenda de innovación de Europa, nuestro apoyo a las empresas emergentes y a las pymes innovadoras, las alianzas industriales o los PIICE (Proyectos Importantes de Interés Común Europeo) ya están dando lugar a proyectos altamente innovadores en toda Europa. Esta es la manera de traducir nuestra excelencia científica en liderazgo tecnológico e industrial y en puestos de trabajo de calidad en Europa».

«Como respaldo a la capacidad de innovación de Europa, Horizonte Europa fomenta la excelencia y apoya a los mejores investigadores e innovadores a fin de impulsar los cambios sistémicos necesarios para garantizar una Europa verde, sana y resiliente», dijo Mariya Gabriel, comisaria de Innovación, Investigación, Cultura, Educación y Juventud. Es importante crear «un ecosistema paneuropeo de innovación» para garantizar que la innovación llegue a todas las regiones de Europa, incluidas las zonas rurales, añadió.

En la fase de profunda transformación que Europa está experimentando, con los retos asociados al cambio climático y la revolución digital, la capacidad de innovar será fundamental para asegurar la competitividad a nivel europeo, nacional y local. Los fondos del Plan de Recuperación representan una oportunidad única para el V4, que necesita reformar profundamente su modelo de desarrollo y explotar el poder de la innovación tecnológica para convertirse en grupo  a la vanguardia de la Unión Europea.

_______________

Foto: pxfuel.com

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.