El Gobierno declara estado de emergencia nacional por 90 días

Tal y como os informamos ayer, el Gobierno aprobó medidas más severas para reducir la propagación del coronavirus. El decreto establece nuevas reglas a partir de hoy, jueves 25 de noviembre.

El Ejecutivo ha declarado el estado de emergencia en Eslovaquia por 90 días. Después de seis meses vuelve el toque de queda por dos semanas, desde las cinco de la mañana a la una del día siguiente.

Hoy mismo ha entrado en vigor el cierre total para todos, vacunados y no vacunados, en todo el país, hasta el 9 de diciembre.
Las escuelas permanecerán abiertas. Los alumnos deberán someterse a pruebas con regularidad y llevar mascarillas en clase.
Las autoridades recomiendan el trabajo desde casa.
Los restaurantes solo podrán ofrecer comida para llevar.

Habrá una serie de exenciones al toque de queda y se permitirá:

comprar bienes de primera necesidad en la tienda más cercana (alimentos, medicamentos, calzado, alimentos para mascotas, combustible, equipos de jardinería, periódicos);

utilizar servicios esenciales: puestos de comida y restaurantes que venden comida para llevar, bancos, compañías de seguros, oficinas de correos, abogados, notarios, gasolineras, talleres de reparación de automóviles y estaciones de pruebas de inspección técnica, tiendas que venden repuestos para vehículos, servicios de lavandería y limpieza en seco, puntos de distribución de tiendas en línea, talleres de duplicación de llaves, ópticas, telefonía móvil, proveedores de energía, proveedores de servicios fúnebres, servicios de taxi, centros de bienestar por motivos de salud, instalaciones que ofrecen alojamiento a largo plazo y en cuarentena, mercados al aire libre).
Tiendas y servicios esenciales permanecerán abiertos con horario limitado de las 5:00 de la mañana a las 22:00 de la noche.

• ir al trabajo con la confirmación del empleador. A partir del próximo lunes 29 de noviembre hasta fin de año, al lugar de trabajo podrán acceder las personas vacunadas, recuperadas de la enfermedad o con el resultado negativo de la prueba Covid. Quien no esté completamente vacunado o se haya recuperado de la enfermedad hace más de 180 días deberá presentar el resultado negativo de una prueba de antígeno realizada por sí mismo con antigüedad no superior a siete días.

Además, será posible:

• acompañar a los niños al jardín infantil o a la escuela;
• ir a la farmacia, al médico, al puesto de vacunación o al punto de toma de pruebas para Covid-19.
• cuidar a una persona cercana;
• hacer caminatas en el entorno natural del distrito de residencia,
• cuidar a los animales de la granja;
• sacar a pasear al perro dentro de 500 metros del lugar de residencia.
• viajar para asistir a funerales, matrimonios y bautizos.

El Gobierno evaluará la situación epidemiologica de nuevo en 10 días y luego decidirá si será necesario prolongar las medidas o levantar las restricciones para las personas completamente vacunadas y aquellas que se hayan recuperado de Covid en los últimos 180 días.

La decisión del Gobierno no fue política, dijo el primer ministro Eduard Heger. “La situación es grave”, agregó Heger, quien pidió a la población que se adhiera a las nuevas reglas, severas pero necesarias para salvar vidas. Además, hizo un llamamiento a la unidad entre vacunados y no vacunados, entre la coalición y la oposición, y en la sociedad en su conjunto, para salir de la crisis.

__________________

Foto: Ministerstvo zdravotníctva SR (Fb) 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.