El Parlamento ha aprobado el certificado Covid obligatorio para los trabajadores

Hoy viernes 12 de noviembre, el Parlamento ha aprobado con un procedimiento abreviado el paquete de medidas restrictivas presentado por el Gobierno a principios de esta semana para hacer frente al constante aumento de infecciones y hospitalizaciones.

Según la nueva normativa, que permanecerá vigente hasta el 1 de mayo de 2022, los empleados solo pueden acceder al lugar de trabajo presentando un certificado que acredite la vacunación completa contra el Covid-19, la recuperación de la enfermedad o un resultado negativo de la prueba (el llamado régimen OTP).

Quienes no quieran vacunarse deben someterse a pruebas periódicas, que serán proporcionadas directamente o pagadas por las empresas.
La negativa a someterse a la prueba será considerada un «obstáculo para el trabajo» por parte del empleado. El empleador puede decidir la suspensión temporal del trabajo sin goce de salario, pero el trabajador puede acordar una licencia remunerada o un período de vacaciones. La licencia sin goce de salario se aplicará automáticamente a los agentes de policía, los agentes de aduanas y los militares.

La nueva normativa también se aplicará en los establecimientos de comida y durante eventos masivos. Restauradores y organizadores podrán verificar la identidad de las personas y denegarles el acceso a quienes no presenten el certificado. En caso de infracción de las normas, las autoridades podrán decidir cerrar temporalmente el restaurante hasta un máximo de 30 días.

Están previstas multas de hasta mil euros incluso para quienes falsifiquen los certificados Covid, obstaculicen la prestación de servicios de salud, insulten o ataquen al personal sanitario.

El Parlamento también ha modificado la prestación especial por enfermedad por coronavirus (PN). A partir del 1 de diciembre, ya no se pagará el 55% de la retribución diaria, sino el 25%, es decir la prestación ordinaria de enfermedad.

Con estas medidas más severas, el Gobierno tiene el objetivo de inducir a más personas a vacunarse contra el Covid. Eslovaquia es uno de los países europeos con la tasa de vacunación más baja. De hecho, menos de la mitad de la población (46%) recibió la primera dosis de la vacuna.

Al respecto, el Consejo de expertos, que había pedido al gobierno medidas aún más estrictas, expresó su escepticismo. Los cambios legislativos aprobados por el Parlamento pueden no ser lo suficientemente efectivos y no conducir al esperado aumento de la tasa de vacunación en el país. Por este motivo, los expertos han anunciado que seguirán monitoreando la situación epidemiológica y no dudarán en pedir al gobierno un mayor endurecimiento de las medidas si las infecciones y las hospitalizaciones continuarán aumentando.

________________

Foto: Claudio Schwarz CC0
 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.