En Bratislava se construirá la planta de compostaje más grande de Eslovaquia

OLO, la empresa de la ciudad de Bratislava para la eliminación de residuos, pretende construir la planta de compostaje más grande y más moderna del país. El proyecto, que actualmente se encuentra en la fase de evaluación de impacto ambiental, se llevará a cabo en Vlčie hrdlo, en el distrito de Podunajské Biskupice, cerca de la zona industrial de Slovnaft.

Las autoridades de la ciudad tienen como objetivo crear un espacio adecuado para ciudadanos, empresas y organizaciones para recuperar residuos biodegradables y seguros de una manera respetuosa con el medio ambiente.
La empresa ha explicado que el proyecto de valorización de residuos biodegradables forma parte de los objetivos a largo plazo del Programa de Gestión de Residuos de la República Eslovaca para reducir el porcentaje total de residuos biológicos que se desechan en vertederos.

En Eslovaquia, casi la mitad de los residuos mixtos urbanos son residuos orgánicos. Hasta el 1 de enero de 2021, los Ayuntamientos no tenían la obligación de garantizar la recogida selectiva de los residuos orgánicos de cocina. A las dos ciudades más grandes, Bratislava y Košice, se les ha otorgado una prorróga hasta 2023. Por lo tanto, la mayoría de los desperdicios de la cocina aún terminan en vertederos junto con otros desechos mixtos y se descomponen para formar metano, un gas de efecto invernadero 25 veces más potente que el dióxido de carbono.

La nueva planta de compostaje cumplirá con los requisitos técnicos, materiales, ambientales y de personal establecidos por ley. Los residuos serán tratados con modernas técnicas de saneamiento para eliminar o reducir significativamente los microorganismos patógenos y así eliminar los riesgos para la salud derivados del uso de productos a base de residuos biodegradables.

La capacidad total de la planta será de 48.500 toneladas de residuos al año: 29.600 toneladas de residuos biodegradables de cocinas y restaurantes y 18.900 toneladas de residuos orgánicos de jardines, parques, cementerios, mercados y procesamiento de madera.

La empresa comenzará la construcción inmediatamente después de obtener todos los permisos necesarios. La planta se construirá en el plazo de un año, con un coste total de 8,7 millones de euros.

La recolección de residuos orgánicos de cocina ya comenzó en octubre de 2021 en Lamač y continuará gradualmente en otros distritos de Bratislava, gracias a la cooperación entre OLO y el Ayuntamiento de la capital.

__________________

Foto: Michal Feik (Bratislavský kraj) 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.