En el «Índice de percepción de la corrupción 2019» Eslovaquia pierde dos posiciones

La percepción de la corrupción en Eslovaquia ha empeorado en los últimos dos años. En el Índice 2019 compilado por Transparency International, Eslovaquia ocupa el puesto 59, perdiendo dos posiciones en comparación con el año anterior y cinco en comparación con 2016.
El índice, que mide la percepción de la corrupción por parte de la opinión pública, destaca la alta desconfianza de los empresarios con respecto a la transparencia de la licitación pública, un dato también confirmado por una encuesta especial del Eurobarómetro.
El 52% de los ejecutivos de empresas entrevistados (12% más que en 2017) afirman que no lograron ganar una licitación pública en los últimos tres años debido a la corrupción, lo que representa el porcentaje más alto entre todos los Países de la UE, donde la media es del 30%.
Sin embargo, no solo las cifras son preocupantes. Los empresarios eslovacos también son los más escépticos sobre el funcionamiento efectivo de la justicia en los casos de corrupción.

La gran desconfianza en la policía y la justicia que surge de la encuesta del Eurobarómetro de 2019 parece ser la causa principal de la disminución de las denuncias de corrupción. En 2016, el 40% de los ciudadanos estaban dispuestos a denunciar la corrupción, pero a finales de 2019 este porcentaje cayó dramáticamente al 33%, según una encuesta realizada por Focus.
También se debe enfatizar que la enmienda a la ley de protección de denunciantes aprobada por el Parlamento aún no ha encontrado aplicación práctica, a la espera de la elección de los miembros ejecutivos de la nueva oficina especial, un organismo de la administración estatal independiente con poderes a nivel nacional.

Por el contrario, los casos de corrupción a pequeña escala están disminuyendo. Según una encuesta realizada por Focus en diciembre pasado, los casos de microcorrupción que involucran principalmente al sector de la sanidad pública, las autoridades municipales y la policía representan el 10,4%, un tercio menos que en 2015. En general, se trata del nivel más bajo de microcorrupción desde el comienzo de las encuestas en 1999, cuando el porcentaje llegó al 40%.
Aunque cada vez más ciudadanos no tienen experiencia personal con la corrupción, el porcentaje de personas que consideran la corrupción como uno de los tres problemas principales en Eslovaquia ha aumentado significativamente, del 23% en 2012 al 40% en 2019.

Según Gabriel Šípoš, director de Transparency International Slovakia, el país podría mejorar su posición en el Índice de Percepción de la Corrupción con una mayor transparencia en la selección y nombramiento de fiscales y oficiales de policía, el funcionamiento efectivo de la nueva oficina para la protección de los denunciantes, así como la condena ejemplar de los funcionarios públicos involucrados en casos de corrupción.
Transparency International Slovakia destaca que dos tercios de las sentencias del Tribunal Especial se refieren a pequeños casos de corrupción de hasta 500 euros, mientras que el 40% se refiere a episodios de microcorrupción de hasta 100 euros.
Además, el número total de procesos penales concluidos en 2016-19 disminuyó en un tercio en comparación con 2012-15. El número de políticos, jueces, policías y fiscales condenados también disminuyó significativamente, con 12 casos desde 2016 hasta octubre de 2019 frente a 30 durante la legislatura anterior.

Entre los países de la UE, solo cinco obtuvieron peor resultado que Eslovaquia: Hungría, Grecia, Croacia, Rumania y Bulgaria. En general, todos los países poscomunistas de Europa Central y Oriental han empeorado sus posiciones en los últimos años. La única excepción es Estonia, que se sitúa en el puesto 18.
Por el contrario, los 10 países «más virtuosos» son Dinamarca, Nueva Zelanda, Finlandia, Suiza, Singapur, Suecia, Noruega, Países Bajos, Luxemburgo y Alemania.
En el extremo opuesto se encuentran Corea del Norte, Venezuela, Guinea Ecuatorial, Sudán, Afganistán, Yemen, Siria, Sudán del Sur y Somalia.

El Índice de Percepción de la Corrupción de la ONG Transparency International clasifica a 180 países y territorios según los niveles percibidos de corrupción en el sector público por parte de expertos y empresarios.
La encuesta de este año muestra que “la corrupción es más generalizada en países donde grandes cantidades de dinero pueden fluir libremente en campañas electorales y donde los gobiernos solo escuchan las voces de individuos ricos o bien conectados.”
Transparency Internacional denuncia el escaso avance en la lucha contra la corrupción a escala global. “Los gobiernos deben abordar con urgencia el papel corruptor del gran dinero en el financiamiento de los partidos políticos y la influencia indebida que ejerce en nuestros sistemas políticos”, argumenta Delia Ferreira Rubio (en la foto), presidenta de Transparency Internacional.

_________
_________
Foto: Transparency International
Pixabay CC0
Frame video YouTube

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.