Eslovaquia acogerá la sede de la Autoridad Laboral Europea (ALE)

Por primera vez Eslovaquia acogerá la sede de una institución europea. La semana pasada el Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores en la reunión celebrada en Luxemburgo eligió Bratislava como sede de la Autoridad Laboral Europea ALE (ELA por sus siglas en inglés).
La capital de Eslovaquia, representada por el ministro de Trabajo, Ján Richter, logró superar la competencia de Sofía, Riga y Nicosia y fue la candidata más votada por 15 países de la UE ya en la primera ronda.
El ministro Richter considera el establecimiento de la nueva agencia europea como un hito importante para Eslovaquia y “una manifestación de la confianza de los Estados miembros en nuestra experiencia de movilidad laboral y nuestra capacidad para albergar una importante institución comunitaria”.
La sede de la Autoridad Laboral estará ubicada en el centro de Bratislava, en el edificio Landererova 12, que actualmente es el único que cumple con los estrictos requisitos técnicos definidos por la Comisión Europea y estará disponible desde octubre de 2019.
El gobierno eslovaco está preparando un servicio de asistencia para ayudar a los 150 empleados de la ALE. Expertos en el campo del derecho laboral de toda Europa se reunirán regularmente en Bratislava, lo que sin duda “aumentará el prestigio de Bratislava como capital europea”, dijo el primer ministro Peter Pellegrini al expresar su satisfacción por este importante logro.
El Consejo Europeo ha informado que el 13 de junio de 2019 los países miembros han aprobado las directrices por las que se regirá la Autoridad Laboral. El nuevo órgano europeo tiene previsto empezar sus actividades el próximo mes de octubre para ayudar a los países miembros y al Consejo Europeo en la aplicación de la normativa comunitaria.
La ALE se propone mejorar el acceso de empresas y trabajadores a la información acerca de sus derechos y obligaciones en los ámbitos de la movilidad laboral transfronteriza, la libre circulación de servicios y la coordinación de los sistemas de la seguridad social. La nueva Autoridad Laboral también proporcionará a las administraciones nacionales los instrumentos adecuados para compartir información, realizar inspecciones conjuntas en la lucha contra el fraude, los abusos y el trabajo no declarado.
La creación de una autoridad laboral responde a una necesidad de los países miembros de la UE, ya que actualmente, 17 millones de europeos viven o trabajan en un Estado miembro distinto del de su nacionalidad. Esta cifra casi se ha duplicado en comparación con hace una década. Además, asciende a más de dos millones el numero de trabajadores del sector del transporte internacional por carretera que cruzan cada día las fronteras interiores de la UE llevando mercancías o pasajeros.
La movilidad es una realidad cotidiana que debe estar bien gestionada, en beneficio de las personas, las economías y la sociedad en su conjunto, mediante normas claras, justas y aplicables. Por eso, la UE ya ha desarrollado un amplio acervo de legislación para promover y proteger la libre circulación de los trabajadores dentro de la Unión. Además, ha modernizado las normas sobre la coordinación de la seguridad social y la Directiva sobre el desplazamiento de trabajadores.
La Autoridad Laboral Europea contribuirá a hacer realidad el pilar europeo de derechos sociales proclamado conjuntamente por el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión en 2017. El pilar establece 20 principios y derechos esenciales para hacer que los mercados de trabajo y sistemas de protección social sean equitativos y funcionen correctamente, garantizando que las personas disfruten de igualdad de oportunidades y acceso al mercado laboral, unas condiciones de trabajo justas y una protección social y una inclusión adecuadas.

_________
ELA in Slovakia
ESBA
jarmoluk CC0

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.