Geografía

Superficie: 49.035 km² (de los cuales 48.105 km² de tierras, agua 930 km²)
Países fronterizos: Austria (O) 91 km, República Checa (N) 197 km, Polonia (N) 420 km, Hungría (S) 676 km, Ucrania (E) 90 km.
Clima: continental, con veranos relativamente cálidos e inviernos fríos, nublados y húmedos. Temperatura media anual: 9-10 °C. Temperatura media en el mes más caluroso: 20 °C. Temperatura media del mes más frío: -3 °C.
Terreno: montañas escarpadas en el centro y el norte y llanuras en el sur.
Elevación: el punto más bajo es el río Bodrog 94 m. El punto más alto es Gerlachovský štít, la montaña más alta de la cordillera de los Altos Tatras, 2.655 m.
Recursos naturales: lignito; pequeñas cantidades de mineral de hierro, cobre y mineral de manganeso, sal, cultivos.
Uso de la tierra: tierra cultivable 29.23%, cultivos permanentes 2.67%, otro 68,1% (2005).
Total de recursos hídricos renovables: 50,1 kilómetros cúbicos (2003).

Las regiones de Eslovaquia

 Relief_Map_of_Slovakia@wiki

A pesar de ser un país pequeño, Eslovaquia se caracetriza por una gran diversidad regional, cultural y geográfica.

    • La parte occidental del país incluye la capital Bratislava y, excepto algunos terrenos elevados al norte de la ciudad, es relativamente plana. El área incluye las llanuras del Danubio y gran parte de la región fronteriza con Hungría, situada en el sur.
    • La región montañosa central, que se extiende desde las tierras altas de los Malá Fatra al este de Žilina hasta los picos más altos del país, los Altos Tatras, es considerada la quintaesencia de Eslovaquia.
  • La parte oriental del país es principalmente montañosa, comprende las antiguas comunidades de polacos, húngaros, ucranianos y alemanes, con un rico patrimonio de tradiciones populares y arquitectura tradicional de madera.

Las ocho regiones administrativas de Eslovaquia

 regioni_SK

Región de Bratislava (Bratislavský kraj)

La región de la capital Bratislava tiene una superficie de 2.053 km² y es la más pequeña de las ocho regiones eslovacas, con 659.598 habitantes (en 2019).

Está situada en la parte suroeste de Eslovaquia y está dividida por los Pequeños Cárpatos, a partir de Bratislava hacia el noreste. Estas montañas separan dos llanuras, la región de Záhorie en el oeste y la fértil región del Danubio en el este, donde se cultivan principalmente trigo y maíz.

La región de Bratislava limita con la región de Trnava al norte y al este, con Hungría al sur y Austria al oeste y suroeste.

Los principales ríos de la región son el río Morava, el Danubio y el Pequeño Danubio. Estos dos últimos cursos de agua circunscriben el Žitný Ostrov (Isla Žitný) en el sureste de la región.

Hay tres áreas naturales protegidas: los Pequeños Cárpatos, Záhorie y Dunajské Luhy.

La economía de la región de Bratislava representa alrededor de un cuarto del PIB eslovaco. Se caracteriza por un sector de servicios muy desarrollado, por grandes fábricas del sector químico, automovilístico, maquinaria, electrotécnico y alimentario.

Región de Trnava (Trnavský kraj)

Se encuentra ubicada en la parte occidental del país. Tiene una superficie de 4.146 km² y 563.591 habitantes (en 2019). Limita al sur con Hungría (48 km), en el oeste por Austria (12 km) y la región de Bratislava, al norte con la República Checa (45 kilómetros), al este con la región de Nitra y la región de Trenčín. La capital es la ciudad de Trnava. Otras ciudades importantes son Senica, Galanta, Piešťany, Dunajská Streda y Skalica.

La región de Trnava está situada en la zona de los Pequeños Cárpatos y es atravesada por los ríos Danubio, Váh y Morava. Esta es la zona agrícola más importante de Eslovaquia, con una fuerte producción de cereales, maíz, remolacha azucarera, hortalizas, frutas y vid, y numerosas granjas de cerdos y ganaderías. La región es famosa por su vino, la cerveza y las aguas termales.

Región de Trenčin (Trenčianský kraj)

Está situada en la parte noroeste de Eslovaquia. Tiene una superficie de 4.502 km² y 585.882 habitantes (en 2019). Su capital es la ciudad de Trenčín. La región limita al norte con la República Checa, al oeste con la región de Trnava, al este con la región de Žilina, al sur con la región de Nitra y la región de Banská Bystrica.

Región de Nitra (Nitrianský kraj)

Tiene una superficie de 6.343 km² y 681.653 habitantes (en 2019). Limita al sur con Hungría, en el oeste con la región de Trnava, al norte con la región de Trencin y al este con la región Banská Bystrica. Al norte el territorio es atravesado por las ramificaciones de los Cárpatos y se hace cada vez más plano hacia el sur. La frontera sur está formada por el Danubio. Otros ríos importantes de la región son Ipeľ, Váh, Nitra y Hron.

La capital es Nitra. Otras ciudades importantes son Topoľčany, Nové Zámky, Komárno y Levice. En el sur reside una gran minoría de habla húngara, cuyo centro principal es Komárno.

Región de Žilina (Žilinský kraj)

Está situada en el centro norte de Eslovaquia central. Tiene una superficie de 6.808 km² y 691.368 habitantes (en 2019). Limita al noroeste con la República Checa, al noreste con Polonia, al este con la Región de Prešov, al oeste con la región de Trencin y al sur con la región de Banská Bystrica. La ciudad principal es Žilina. Otras ciudades importantes son Bytča, Čadca, Dolny Kubin, Kysucké Nové Mesto, Liptovský Mikuláš, Martin, Námestovo, Ružomberok, Turčianske Teplice y Tvrdošín. En la región hay una minoría polaca.

La región de Žilina es la más turística de las ocho regiones eslovacas, por la belleza de su paisaje formado por montañas y valles. Aquí se concentra la industria electrotécnica de Eslovaquia.

Región de Banská Bystrica (Banskobystrický kraj)

Tiene una superficie de 9.454 km² y 647.874 habitantes (en 2019). Esta es la mayor de las regiones eslovacas. Su capital es la ciudad de Banská Bystrica. Otras ciudades importantes son Zvolen, Lučenec, Rimavská Sobota y las antiguas ciudades mineras de Kremnica y Banská Štiavnica. En el sur de la región se encuentra una gran minoría húngara.

La región está atravesada por los Montes Metálicos eslovacos y es rica en centros mineros antiguos. El principal río que fluye en la región es el Hron, mientras que el río Ipeľ forma la frontera natural con Hungría. Ambos son afluentes del Danubio.

Región de Prešov (Prešovský kraj)

Tiene una superficie de 8.973 km² y 825.022 habitantes (en 2019). Su capital es la ciudad de Prešov. La región está situada en la parte norte-oriental de Eslovaquia y limita en el norte con Polonia, al este con Ucrania, al sur con la región de Košice, al oeste con la región de Žilina y la región de Banská Bystrica. Aquí hay una minoría de lengua rutena.

La religión predominante es la católica. Esta es la región eslovaca donde se encuentra la más grande comunidad griego-católica.

Región de Košice (Košický kraj)

Tiene una superficie de 6.752 km² y 800.414 habitantes (2019). Limita con Hungría, con la región de Banská Bystrica y la región de Prešov. La capital es la ciudad de Košice. La región es atravesada por la parte oriental de los Montes Metálicos eslovacos. El río principal de la región es el Hornád. En la parte oriental el territorio es más plano y se une con la llanura húngara.

Paisaje y clima

sk_slovacchiafisica

Paisaje

El paisaje de Eslovaquia es principalmente montañoso, con los Cárpatos que se extienden en casi toda la parte septentrional del país. Entre estas montañas, los picos más altos pertenecen a los Montes Tatra. En el norte, cerca de la frontera polaca, se sitúan los Altos Tatras, que son un destino de esquí popular con muchos pintorescos lagos y valles, así como el punto más alto de Eslovaquia, el Gerlachovský štít (2.655 m) y el monte Kriváň, la montaña símbolo de Eslovaquia. Los ríos principaleseslovacos son el Danubio, el Váh y el Hron. El punto más bajo de Eslovaquia es el lecho del río Bodrog, 94 metros sobre el nivel del mar.

Clima

En Eslovaquia, el clima es continental y varía dependiendo de la altitud.

En el oeste, donde se encuentra la capital Bratislava, los inviernos son bastante fríos, nublados y húmedos, mientras que los veranos son muy calurosos, con temperaturas hasta 30-35 grados. Las precipitaciones son bastante frecuentes durante todo el año, pero son más abundantes al final de la primavera y durante el verano.

La mayoría de las localidades en la parte centro-oriental del país se encuentran en las colinas y por lo tanto son más frías en invierno y más frescas en verano.

En la parte oriental de Eslovaquia, la llanura al este de Košice, el clima es típicamente continental, con inviernos más fríos que en Bratislava, que se caracteriza por nevadas ligeras pero frecuentes, y veranos calurosos, con tormentas por la tarde.

En las zonas montañosas de Eslovaquia, especialmente en los Altos Tatra, el clima suele ser ventoso, con inviernos fríos y nevados y veranos húmedos.