Gobierno aprobó la estrategia baja en carbono para 2030

El gobierno aprobó la estrategia de desarrollo bajo en carbono para 2030. En los últimos dos años, el Ministerio del Medio Ambiente ha colaborado con expertos de instituciones mundiales de renombre, como el Banco Mundial y la Universidad Técnica de Atenas. El documento aprobado contempla una serie de medidas específicas en el marco del plan para alcanzar la neutralidad de emisiones en 2050.
Por ejemplo, el establecimiento de normas para la reducción de combustibles fósiles, la promoción del transporte público, la recuperación del exceso de calor en las plantas de producción y los procesos de fabricación y su conversión en energía eléctrica bajo el concepto de eficiencia energética, la aplicación rígida del principio «quien contamina paga» en casos de contaminación ambiental, los incentivos para mejorar la eficiencia energética de los edificios, la introducción del sistema de bicicletas compartidas en las ciudades y el apoyo a los productores locales de alimentos y la agricultura orgánica.

Otros puntos incluidos en la estrategia son la promoción de la bioeconomía, la reforestación de las tierras no utilizadas y la recuperación de turberas y humedales, que guardan mucho carbono (a nivel mundial almacenan un tercio del carbono que hay en los suelos) y ayudan a mitigar el cambio climático.
Además, está previsto que la implementación del acuerdo climático de París se incluya entre las disposiciones básicas de los acuerdos comerciales internacionales entre la Unión Europea y terceros países.
Los costos esperados para la implementación de la nueva estrategia en Eslovaquia ascienden aproximadamente al 1,8 por ciento del PIB cada año en el período 2020-2040, mientras que los impactos del cambio climático en Eslovaquia se estiman en mil millones por año. Así lo ha declarado el secretario de Estado del Ministerio del Medio Ambiente, Norbert Kurilla, quien subrayó que «los beneficios para la salud y el medio ambiente superarán con creces las inversiones iniciales».
La implementación «transversal y coherente» de las medidas aprobadas por el gobierno requerirá el apoyo de otros ministerios, organismos estatales y sectores de la administración pública competentes, se lee en el documento.
Además, el Gobierno aprobó el Programa Nacional de Reducción de Emisiones, con el objetivo de mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

El marco de actuación en materia de clima y energía hasta el año 2030 contempla una serie de metas y objetivos políticos para toda la Unión Europea durante el periodo 2021-2030.
Los objetivos clave para 2030 son los siguientes:
– reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40% (con respecto a 1990);
– elevar al 32% la cuota de energías renovables;
– mejorar la eficiencia energética al menos en un 32,5%.

_________
Foto: JuergenPM (CC0)
ejaugsburg (CC0)
DarkWorkX (CC0)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.