«Índice de la economía y la sociedad digital 2021»: avances y deficiencias en Eslovaquia

En la edición 2021 del Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI), Eslovaquia mantiene el puesto 22 entre los 27 Estados miembros de la UE.

El índice DESI, publicado por la Comisión Europea, evalúa anualmente el progreso y el nivel de desarrollo de la competitividad digital en los distintos países de la Unión y presenta datos sobre capital humano, conectividad, integración de tecnología digital y servicios públicos digitales.

Eslovaquia ha logrado un progreso significativo en la difusión de la conexión Internet ultrarrápida, la cobertura de las redes fijas de muy alta capacidad (VHCN) y la implantación de la red móvil de quinta generación 5G. La adopción general de banda ancha fija ha aumentado de manera constante durante los últimos dos años, pasando del 72% al 78%.
La proporción de especialistas en las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el número total de ocupados también ha crecido y casi alcanza la media de la UE.

Sin embargo, el progreso se limita a algunas áreas, mientras que en muchos indicadores el país ha obtenido resultados por debajo de la media de la UE.
En términos de capital humano, por ejemplo, el 54% de los eslovacos tiene al menos habilidades digitales básicas frente a la media de la UE del 56%. El porcentaje de personas que tiene un mayor nivel de habilidades digitales es del 27% en comparación con la media de la UE del 31%.

Las empresas que proporcionan a sus empleados formación en TIC en 2020 representaban el 16%, es decir 4 puntos porcentuales menos en comparación con la media de la UE del 20%.
Las pequeñas y medianas empresas (pymes) que en sus procesos de negocio utilizan herramientas digitales, como el e-Commerce, la infraestructura en la nube, las redes sociales y tecnologías emergentes, y tienen al menos un nivel de intensidad digital basico representan el 52% frente al 60% de la media de la UE.
En 2020, el 15% de las empresas utilizó al menos dos tecnologías de inteligencia artificial (IA), un porcentaje muy por debajo de la media de la UE, que asciende al 25%. Incluso el porcentaje de empresas que utilizan facturas electrónicas (16%) se sitúa muy por debajo de la media de la UE, que es del 32%.

La mayoría de los indicadores relacionados con la dimensión de servicios públicos digitales resultan ser más bajos que la media de la UE, excepto en el porcentaje de usuarios del gobierno electrónico (e-government): el 68% en 2020, en comparación con el 64% de la UE.
Dentro de la UE, las empresas que utilizan facturas electrónicas representan una media del 32%, mientras que en Eslovaquia sólo alcanzan el 16%.

El índice DESI destaca las deficiencias de Eslovaquia y ofrece algunas recomendaciones para mejorar el proceso de digitalización del país con un mejor uso de los fondos públicos.
Aunque se han logrado algunos avances en la difusión de la tecnología digital, con un aumento constante del número de empresas que utilizan servicios de computación en la nube, es necesario que las empresas aprovechen el potencial de los macrodatos (big data), la inteligencia artificial y los sistemas de Intercambio de información electrónica.
Además, el potencial que ofrece el comercio electrónico no se explota al máximo, la digitalización de la educación sigue siendo insuficiente por falta de herramientas y habilidades.

Eslovaquia aún no ha transpuesto las disposiciones del Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas y aún necesita mejorar el acceso a las tecnologías y los servicios digitales para hogares y empresas.
El país está implementando efectivamente nuevos servicios públicos digitales y la transformación digital es uno de los principales pilares del Plan de Recuperación y Resiliencia, pero puede hacer más para mejorar la calidad, eficiencia e interoperabilidad de los servicios. Además, los fondos del Plan podrán contribuir a la realización de diversos proyectos multinacionales.

En este sentido, en mayo pasado la ministra de Inversiones, Desarrollo Regional e Informatización Veronika Remišová presentó un proyecto estratégico y un plan de acción para cerrar la brecha que separa a Eslovaquia de los demás países europeos en el sector de la digitalización para 2025.
El plan está centrado en la mejora de la conectividad, la educación digital, el uso de los servicios de Internet, la integración de tecnologías digitales en las empresas y la digitalización de los servicios públicos.

_________________________

Foto: geralt (CC0)
ec.europa.eu
Veronika Remišová (Fb)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.