Klub 500: la crisis de la economía alemana afectará seriamente a Eslovaquia

La asociación de empresarios y empleadores Klub 500 cree que los problemas de la economía alemana y la zona del euro en su conjunto tendrán repercusiones negativas en la economía eslovaca, que está orientada a la exportación y está estrechamente vinculada a Alemania.
El 20,6% de la producción eslovaca se exporta a Alemania, por un valor anual de 15.420 millones de euros. En Eslovaquia, las empresas alemanas emplean a 132.000 personas y han reinvertido más de 7.400 millones de euros.
Según Klub 500, la primera señal de alerta es la optimización de las líneas de producción en la planta de Volkswagen Slovakia.
En 2008-2009, varias empresas alemanas, debido a intervenciones gubernamentales, retiraron pedidos y producciones de Eslovaquia a empresas matrices en Alemania. Esto había provocado una profunda crisis en la economía eslovaca y un aumento sustancial en los niveles de desempleo. Ese escenario podría repetirse ahora, advierte Klub 500.
Los indicadores adelantados publicados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) señalan la inminente desaceleración económica. Deutsche Bank, una de las instituciones financieras europeas más importantes, ha anunciado que Alemania se está acercando a una recesión. Expertos de Saxo Bank, un banco danés especializado en inversiones y transacciones por Internet, afirman que la situación es alarmante.
En enero, el PMI de la actividad manufacturera (purchasing manager index) cayó por debajo de 50 puntos, lo que significa una contracción de la actividad económica. Estos son resultados preocupantes, los peores en los últimos cuatro años, si también consideramos que en noviembre de 2018 la producción industrial alemana cayó un 4,7% anual. En cuanto a la zona del euro, el índice manufacturero PMI cayó casi un punto: de 51,4 a 50,5.
Klub 500 enfatiza la necesidad de que Eslovaquia abandone las luchas políticas internas innecesarias y tome medidas oportunas para apoyar la economía. El gobierno debe ser consciente de la gravedad de la situación y preparar una serie de medidas efectivas para aumentar la inversión en tecnologías innovadoras y de alto valor agregado, fortalecer la competitividad de la industria y mantener los niveles de empleo. Dichas medidas están en consonancia con las recomedaciones de SAXO BANK: un mayor crecimiento debe basarse en las reformas y la productividad.
En el cuarto trimestre de 2018, Klub 500 discutió el tema con representantes de los Ministerios de Economía y Finanzas y, en el contexto del inminente cambio en la Ley del Impuesto sobre la Renta, presentó un proyecto para apoyar con un sistema de deducciones fiscales todas aquellas inversiones en innovación a largo plazo (5 años) que aumentan la productividad laboral. Dos países europeos han ofrecido modelos interesantes para la formulación de ese proyecto de reforma: en España, las empresas pueden beneficiarse de incentivos fiscales de hasta el 14% para inversiones en tecnologías innovadoras, mientras que en Estonia no se aplica ninguna alícuota a las ganancias que las empresas deciden reinvertir en la actividad productiva.

_______
Foto: 3dman_eu CC0
BDE ©

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.