La escasez de semiconductores seguirá afectando a la industria automotriz un año más

La falta de semicomponentes sigue afectando significativamente a la industria automotriz en todo el mundo, y Eslovaquia no es una excepción. La planta de Volkswagen en Bratislava tuvo que suspender la producción varias veces durante este año y dejó temporalmente de fabricar los SUV en agosto. Otros fabricantes de automóviles como Stellantis en Trnava, Kia Motors en Žilina y Jaguar Land Rover también se vieron obligados a detener o reducir la producción debido a dificultades en el suministro de semiconductores.

La suspensión temporal de la actividad de las plantas industriales tuvo fuertes repercusiones en la producción, que en el primer semestre de este año disminuyó más de un 30% en toda la zona euro. De hecho, continúa la tendencia, por parte de los fabricantes mundiales de semicomponentes, a favorecer el suministro para teléfonos móviles o portátiles. La demanda ha aumentado fuertemente para atender las nuevas necesidades surgidas por el auge del trabajo remoto, la educación en línea y el ocio digital tras la adopción de medidas de confinamiento a nivel mundial.
El cierre total que afectó a los fabricantes asiáticos de semiconductores coincidió con la crisis de la empresa Intel, uno de los líderes de la producción de electrónica, que ya desde 2019 tenía problemas de abastecimiento de procesadores debido a los cambios en su proceso de fabricación.

A esto se suman otros factores, como las tensiones económicas entre Estados Unidos y China, que han llevado a la imposición de fuertes restricciones a un importante fabricante chino de semiconductores. Por lo tanto, varias empresas tuvieron que recurrir a fabricantes taiwaneses o coreanos. Además, este año se ha producido una sequía extraordinaria en Taiwán, sede de uno de los mayores fabricantes de semiconductores, cuya producción requiere grandes cantidades de agua.
El suministro insuficiente de semiconductores ha causado grandes dificultades a las industrias: muchas de ellas no han cumplido con los plazos de producción y entrega y han agotado por completo las existencias en el almacén.

Según un estudio realizado por los analistas del Banco Nacional Eslovaco Rastislav Čársky y Alena Kiššová, es muy probable que la escasez de semiconductores continúe hasta la segunda mitad de 2022. De hecho, se trata de una producción intensiva en capital, lo que limita el rápido aumento de suministro.
Es realista esperar una vuelta a la normalidad en el sector automotriz, así como en otros sectores manufactureros, enfocada no solo en cumplir con pedidos tardíos o nuevos, sino también en renovar inventarios, señalan los analistas.

En Europa se concentra el 37% de la demanda mundial de semiconductores y los expertos prevén que este porcentaje crecerá aún más en los próximos años ante el avance de los vehículos eléctricos. Por lo tanto, también aumentará la dependencia del sector automotriz de unos pocos grandes fabricantes de semiconductores, localizados geográficamente en Asia.
Cabe destacar que los componentes electrónicos de un coche moderno actual representan el 35% del coste del vehículo y, por eso, el mercado de semiconductores para la automoción podría seguir al alza en los próximos 20 años. Algunos productores observan cómo el precio de semiconductores ya se ha encarecido en los últimos meses hasta un 15%.

Reducir la dependencia de las plantas de fabricación asiáticas se enmarca en el programa ambicioso de la Unión Europea, que está llevando a cabo negociaciones para la instalación de una planta de producción de semiconductores en Europa que permita alcanzar el 20% de la cuota global de producción en 2030.
Un auténtico desafío, que esconde un riesgo. La fabricación de chips de última tecnología podría llegar demasiado tarde para que Europa recupere su autosuficiencia en semiconductores y pueda crear una cadena de suministro local bien organizada.

_________________

Foto: ranjatm CC0

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.