La huelga de transportistas bloqueó algunos pasos fronterizos

La huelga de los transportistas pertenecientes al sindicato UNAS comenzó el lunes 14 de febrero. Los manifestantes bloquearon el tráfico en la calle Rožňavská en Bratislava para protestar contra el gobierno, que según ellos no está abordando los graves problemas del sector del transporte por carretera.

En la noche del 15 de febrero, los transportistas bloquearon el cruce de Kúty-Brodské en la frontera con la República Checa con camiones, furgonetas, vehículos agrícolas y tractores. Actualmente, el paso sigue siendo intransitable.

Los manifestantes anunciaron que también tienen la intención de bloquear los cruces fronterizos de Šahy y Trstená.

Esta mañana, según informó la policía checa en Twitter, una columna de camiones de cuatro kilómetros de largo se formó en la autopista D2 cerca de la frontera con Eslovaquia. La policía recomienda que los transportistas utilicen el paso fronterizo de Hodonín – Holíč.

Debido a una manifestación de protesta en el paso de montaña de Dargov, la policia de Košice recomienda a los conductores que viajan a Michalovce utilizar una ruta alternativa.

Los transportistas piden el ajuste de los precios de los combustibles, la reducción de los peajes en las autopistas y la devolución del impuesto al consumo de combustibles. Citan como ejemplos a seguir Polonia, que ha decidido reducir el IVA sobre las materias primas energéticas, y Hungría, que ha regulado los precios de los combustibles. Las medidas adoptadas en los países vecinos hacen que el sistema de transporte por carretera eslovaco no sea competitivo. Por ello, UNAS pide al gobierno reducir en un 30% los impuestos a los bienes energéticos.

El Ministerio de Transportes ha criticado duramente las modalidades de la huelga, que bloquea el tráfico creando graves molestias a quienes «necesitan ir al trabajo o al médico», con la participación de simpatizantes del partido ultraderechista ĽSNS. El líder del partido, Marian Kotleba, calificó la protesta de «lucha por la libertad» y ha citado como ejemplo las manifestaciones de los transportistas canadienses que llevaron al primer ministro Trudeau a declarar el estado de emergencia.

Los organizadores de la protesta en Eslovaquia se han distanciado de cualquier forma de instrumentalización política. Cabe señalar, de hecho, que los motivos de su protesta nada tienen que ver con las medidas restrictivas contra el Covid. UNAS respondió por tanto que los disturbios provocados por los simpatizantes del partido de Kotleba son un pretexto que el Ministerio utiliza para no resolver los graves problemas del sector del transporte.

____________________

Foto: Polícia Slovenskej republiky (Fb)
Polícia SR – Košický kraj (Fb)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.