La Ministra de Salud Andrea Kalavská retiró la reforma hospitalaria

El lunes 28 de octubre, unos minutos antes de la votación en el Parlamento, la Ministra de Salud, Andrea Kalavská, retiró la reforma hospitalaria y la propuesta de vacunación infantil obligatoria.
Según la portavoz del Ministerio, Zuzana Eliášová, la ministra fue informada de un apoyo parlamentario insuficiente para lograr la aprobación de la llamada «estratificación» de los hospitales, a pesar de sus esfuerzos para obtener apoyo en los círculos políticos y profesionales.
Al parecer, el presidente del partido Smer, Robert Fico, le pidió a Kalavská que retirara la reforma después de que la ministra se negó a presentarla en forma de ley constitucional. Kalavská luego habría acordado con el primer ministro Peter Pellegrini para posponer la votación, según el presidente del Parlamento Andrej Danko. «Es una ley difícil, no sabemos cómo se aprobará», dijo Danko, quien admitió que los diputados aún podrían discutir posibles propuestas en enero.

En opinión de Richard Sulík, líder del partido opositor Libertad y Solidaridad (SaS), esta decisión podría conducir a un menor apoyo a la reforma. Sulík calificó el aplazamiento de la votación como «un fracaso del primer ministro Peter Pellegrini», y agregó que «la estratificación es una cosa sensata» para resolver el problema de la gestión hospitalaria y garantizar una mejor atención al paciente. La oposición y algunos diputados de la coalición están dispuestos a discutir propuestas de mejora en segunda lectura.
La reforma hospitalaria, cuyo objetivo es hacer que la atención médica sea más eficiente, se considera la mayor reforma del sector de la salud en los últimos 15 años.
La Presidente Zuzana Čaputová también habló sobre ese tema, argumentando que la reforma es un paso necesario en la dirección correcta, pero no debe convertirse en un instrumento de ataque político.

Si bien el aplazamiento de la votación sobre la reforma hospitalaria ha desencadenado varios debates políticos, la propuesta legislativa sobre la vacunación infantil obligatoria debería aprobarse sin problemas en la próxima sesión, que tendrá lugar entre noviembre y diciembre.
Con la entrada en vigor de la nueva ley, los jardines de infancia no aceptarán niños que no hayan sido vacunados.
El Ministerio ha propuesto eliminar la multa de 331 euros que se aplica actualmente a los padres que se niegan a vacunar a sus hijos.

________

Foto: Andrea Kalavská – ministerka zdravotníctva SR (Fb)
nrsr.sk
Sanofi Pasteur (CC BY-NC-ND 2.0)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.