Las mujeres en Eslovaquia siguen cobrando menos que los hombres

Las mujeres en Eslovaquia ganan de media un 24,60% menos que los hombres.
Mientras que el salario medio total de las mujeres asciende a 1.323 euros brutos (aproximadamente 928 euros netos), los hombres perciben 1.751 euros brutos (1.228 euros netos), con una diferencia de 428 euros brutos y aproximadamente 300 euros netos.
Así se desprende de un análisis del sitio web Platy.sk, perteneciente a Profesia, el principal portal de ofertas de empleo de Eslovaquia.

Las mujeres trabajan principalmente en seis sectores económicos: 208.000 (18%) en la industria, 177.000 (15%) en el comercio mayorista y minorista, 164.000 (14%) en el sector sociosanitario y educativo, 113.000 (10%) en la administración pública y defensa y 67.000 (6%) en el sector de hostelería y restauración.

Algunos sectores se caracterizan por una mayor presencia de mujeres que de hombres. Los servicios sanitarios y sociales cuentan con un porcentaje de mujeres que asciende a un 83%, seguidos de la educación (82%) y del sector hotelero y de la restauración (62%).

Esta situación se encuentra no sólo en Eslovaquia, sino en general también en los demás países del Grupo de Visegrado. Mientras que en República Checa y Hungría hay casi la misma diferencia salarial (23,70% y 22,10% respectivamente), Polonia destaca por una brecha mucho más pronunciada, que alcanza casi el 33%.

Si analizamos la situación en los Balcanes, observamos una menor brecha salarial de género, debido a que en las profesiones más demandadas en el mercado laboral existe una representación más equilibrada de ambos sexos. En Croacia, por ejemplo, la brecha salarial de genero asciende al 16%.

La brecha es aún menor en los países del norte de Europa, donde el porcentaje de mujeres que ocupan puestos directivos es más alto. Por ejemplo, en Finlandia las mujeres ganan alrededor de un 12% menos que los hombres.

Las principales causas de la brecha salarial

A menudo la brecha salarial no depende estrictamente de formas de discriminación, sino de las características del sector laboral. Dentro del Grupo de Visegrado, en los sectores económicos con mayor presencia de mujeres – sanidad y asistencia social, administración, finanzas y contabilidad – las trabajadoras suelen tener salarios más bajos.

Cabe destacar que hay menores oportunidades de carrera para las mujeres que se quedan en casa y cuidan a sus hijos, ya que los hombres tienen la oportunidad de adquirir nuevas habilidades y experiencias profesionales, progresar en su carrera y, por lo tanto, recibir un salario más alto.

Además, otro aspecto que no debe pasarse por alto son los estereotipos culturales. En algunos países se mantiene un modelo educativo tradicional, basado en la división de roles dentro de la familia: las mujeres tienen que cuidar la casa y los niños, mientras que los hombres desempeñan su actividad laboral fuera del hogar. Por lo tanto, las mujeres no están educadas ni motivadas para una carrera profesional.

En los países del Grupo de Visegrado, según el análisis de platy.sk, las mujeres generalmente muestran menos iniciativa y menos confianza en sí mismas, no logran negociar salarios más altos en las entrevistas de trabajo ni pedir aumentos salariales a un empleador de sexo masculino.

En cuanto al salario bruto por hora de las mujeres, entre 2012 y 2020, la brecha salarial de género en la Unión Europea se ha reducido de media del 16,4 % al 13%, según datos de la oficina de estadística comunitaria Eurostat. Sin embargo, siguen existiendo diferencias significativas entre los distintos países miembros. La diferencia más pronunciada se observa en Letonia y Estonia (más del 20%), mientras que en Luxemburgo el salario bruto por hora de las mujeres es ligeramente inferior al de los hombres (- 0,7%). En Eslovaquia la diferencia es bastante alta y asciende al 15%.

____________________

Foto: LinkedIn Sales Solutions CC0
Magnet.me CC0

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.