Los empleadores podrán beneficiarse de las ayudas estatales hasta finales de año

Los empleadores y autónomos SZČO podrán seguir beneficiándose de las ayudas estatales otorgadas gracias al proyecto «Prvá pomoc» (“Primeros Auxilios”) hasta fin de año, según informó el Ministerio de Trabajo. En 2022 entrará en vigor el llamado “kurzarbeit”, es decir la ley que introduce la jornada laboral reducida y la ayuda estatal hasta dos tercios del salario del empleado.

El pasado 10 de agosto, el Gobierno aprobó la extensión del programa de apoyo y mantenimiento de puestos de trabajo, así como la modificación de las condiciones para obtener el apoyo financiero. La decisión se tomó para mitigar las consecuencias negativas vinculadas a la amenaza de una tercera ola de la pandemia de coronavirus en Eslovaquia.

Desde el 1 de septiembre, las ayudas estatales ya no se desembolsan según el sistema Covid Automat, sino según las normas establecidas en marzo y abril de 2020, es decir, en el momento de la declaración de situación de emergencia.
Por lo tanto, los empleadores podrán solicitar el reembolso de los costos salariales para cada empleado hasta el 80% del salario bruto en caso de que su negocio haya sido cerrado o limitado por las medidas restrictivas adoptadas por la Oficina de Salud Pública.

Por el momento, los empleadores que hayan sufrido una disminución de los ingresos están excluidos de la posibilidad de solicitar el ayuda estatal en la medida 3B. Sin embargo, en caso de empeoramiento de la situación epidemiológica en Eslovaquia, el Gobierno podrá adoptar una resolución sobre el pago de ayudas más elevadas (Prva pomoc + o Prva pomoc ++) y la posibilidad de presentar solicitud también en el contexto de la medida 3B. Más información se publicará en el sitio web pomahameludom.sk.

Según estimaciones publicadas por el Instituto de Políticas Sociales, hasta el 31 de agosto de 2021, el Ministerio de Trabajo ha otorgado más de dos mil millones de euros a empleadores y autónomos afectados por la pandemia.
Las solicitudes más numerosas se presentaron en el marco de la medida 3B, por un importe total superior a los mil millones de euros.

La mayoría de las solicitudes fueron presentadas por microempresas, con hasta nueve empleados. El importe medio de las ayudas estatales asciende a 660 euros por empleado para las microempresas, unos 493 euros para los trabajadores de las pequeñas y medianas empresas y unos 355 euros para los de las grandes empresas.

El mayor porcentaje de las ayudas se destinó a empresas del sector industrial (casi el 28%), seguidas de las que operan en el sector de la construcción (alrededor del 15%) y del comercio mayorista y minorista (casi el 14%). Por otro lado, se ha observado una disminución de las solicitudes presentadas por el sector de servicios de alojamiento y restauración, cuyo porcentaje pasa del 12,3% en abril al 8,7% en junio, principalmente debido a la estacionalidad de este sector.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.