Los fondos de la UE ayudarán a Eslovaquia en la lucha contra el cambio climático

Eslovaquia recibirá 459 millones de euros del Fondo de Transición Justa de la UE para apoyar la transición a una economía verde y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
El plan de inversiones que permitirá al país alcanzar la neutralidad de carbono se está negociando actualmente con la Comisión Europea. Así lo anunció la ministra de Inversiones, Desarrollo Regional e Informatización, Veronika Remišová.

Aunque la Conferencia COP 26 en Glasgow no logró producir «un acuerdo climático verdaderamente ambicioso y vinculante para todos los Estados», dijo la ministra, los efectos de la crisis climática son claramente observables en todo el mundo.
Eslovaquia también está experimentando fenómenos meteorológicos extremos, como tornados, inundaciones y sequías prolongadas, que provocan enormes daños materiales y ponen en peligro la vida y la salud de las personas. Por eso, el país, “a pesar de ser uno de los actores más pequeños del escenario mundial, no puede permanecer al margen del esfuerzo global para frenar el cambio climático”, subrayó Remišová.

La reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero requerirá cambios importantes en muchas áreas. Para 2023, cesará la extracción y quema de lignito en el Alto Nitra, mientras que en otras regiones se introducirán cambios significativos en la industria pesada, responsable del mayor porcentaje de contaminación.
Todo eso tendrá un fuerte impacto en la economía local y en la vida diaria de las personas. Eslovaquia tendrá que adoptar políticas medioambientales y reformas más radicales e invertir más en la economía verde. Sin embargo, los ciudadanos no deben ser los que pagarán el precio de la transición a la neutralidad de carbono. Por el contrario, la transformación deberá garantizarles una mejor calidad de vida, dijo Remišová.

Tal y como explicó la ministra, los fondos europeos se utilizarán para eliminar las cargas ambientales, para apoyar industrias innovadoras en las regiones afectadas por los cambios, para garantizar a las personas empleos con mayor valor agregado y mejores salarios.

El Fondo de Transición Justa es la herramienta que permitirá a Eslovaquia cumplir con sus obligaciones en la lucha conjunta de los Estados miembros de la UE contra el cambio climático. La Unión se ha comprometido a reducir al menos un 55% las emisiones nacionales de gases de efecto invernadero para 2030 y alcanzar la neutralidad climática para 2050.

El Fondo apoyará a pequeñas y medianas empresas innovadoras en tres áreas prioritarias: la creación de un medio ambiente sostenible, el desarrollo de las economías locales y la mejora de la calidad de vida de las personas.
Las prioridades incluyen la reducción de las emisiones nocivas, la promoción de la energía verde, la prevención del riesgo de desastres, la gestión sostenible del agua, la protección y conservación de la naturaleza y la biodiversidad, la movilidad sostenible, así como los proyectos de recualificación de las antiguas áreas mineras e industriales.
También están previstas inversiones para mejorar los servicios sociales y sanitarios, para la formación y recualificación de los empleados y el desarrollo de la movilidad funcional.

Las regiones que podrán obtener los fondos de la UE son actualmente el Alto Nitra y la región de Košice, pero el Ministerio está negociando con la Comisión Europea el acceso a las ayudas europeas también para la región de Banská Bystrica.

_________________

Foto: Hans CC0

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.