Los salarios de los empleados públicos aumentarán un 3% a partir del 1 de julio

Los trabajadores del sector público recibirán un aumento salarial del 3% a través de la negociación colectiva a partir del 1 de julio de este año. Así lo decidió el Gobierno en la reunión que tuvo lugar el miércoles 15 de junio. La medida tendrá un impacto en el presupuesto del Estado para 2022 de aproximadamente 11,3 millones de euros.

El Sindicato de Trabajadores de la Educación y la Ciencia de Eslovaquia, que pedía un diez por ciento de aumento en el salario de los docentes, expresó su descontento. Ayer tuvo lugar en Bratislava una gran marcha de protesta de los trabajadores del sector de la educación, en la que participaron miles de personas. Los docentes piden mejores condiciones en la enseñanza y retribuciones más dignas, ya que el salario inicial asciende a 916 brutos frente a los 1.212 euros del salario medio de la economía nacional en el primer trimestre de este año.
En el marco de la manifestación, el presidente del sindicato Pavel Ondek señaló que el personal educativo tuvo que garantizar un proceso educativo seguro y de calidad durante la pandemia y ahora está enfrentando nuevos desafíos causados por la guerra en Ucrania y la fuerte subida de los precios de la energía y de los alimentos. Ondek hizo hincapié en el hecho de que el nivel de vida de la población, incluido el personal educativo, está decayendo y alertó del riesgo de colapso financiero en todas las escuelas.
Si, incluso después de esta protesta, no habrá un aumento significativo de los salarios en el sector de la educación, podría ocurrir una fuerte huelga en septiembre.

El ministro de Educación, Branislav Gröhling, ha declarado que se están discutiendo nuevos aumentos, incluso para el personal sanitario a partir de 2023. Durante la reunión del gobierno, la propuesta del ministro de Hacienda, Igor Matovič sobre un aumento del 10% de los salarios del personal escolar mediante un incremento de impuestos no ha sido aceptada por los diputados del partido SaS liderado por el ministro de Economía Richard Sulík.

Según la presidenta Zuzana Čaputová, “la remuneración adecuada de las personas que se dedican a la educación, a la asistencia sanitaria y a la ayuda a las personas en riesgo de pobreza, debe ser una prioridad para el Estado, especialmente en estos tiempos difíciles”, con una tasa de inflación de 12%. La Jefa de Estado considera legítimas las peticiones de los docentes, que “deben tener dignidad y respeto en nuestra sociedad”.

El primer ministro Eduard Heger admite que los salarios de los docentes son bajos. Sin embargo, “para ayudar a los docentes, para poder brindarles recursos adicionales, también necesitamos recursos en el presupuesto”. En el Plan de Recuperación y Resiliencia el gobierno ha destinado recursos para el sector de la educación y la salud, pero “ninguno de nosotros esperaba una pandemia, una crisis energética y una guerra”, que “están frenando el ritmo de las reformas”, agregó Heger.

____________________

Foto: jackmac34 (CC0)
Konfederácia odborových zväzov Slovenskej republiky – KOZ SR (Fb)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.