Médicos y hospitales se preparan para afrontar una nueva ola de la pandemia

Según estimaciones del Ministerio de Salud, basadas en la observación del número de infecciones registradas diariamente, en Eslovaquia podría haber un resurgimiento de la pandemia, con un aumento de 1.500 a 3.000 infecciones diarias por coronavirus a finales de septiembre.

De hecho, los días 17 y 18 de septiembre, 1.151 y 1.015 personas dieron positivo al Covid, respectivamente, y se ha detectado la presencia de la variante delta en todas las muestras analizadas. La mayoría de las infecciones se observan en el este y el norte del país.
Más de dos tercios de las personas ingresadas en el hospital no se vacunaron o recibieron solo la primera dosis de la vacuna. Casi 30 pacientes están en cuidados intensivos y necesitan ventilación pulmonar artificial.

La situación en los hospitales está siendo monitoreada constantemente por el Ministerio de Salud, ya que el número de pacientes hospitalizados podría aumentar a 75-100 por día al final de este mes.
El objetivo, dijo el ministro de Salud, Vladimír Lengvarský, es mantener a los hospitales en el «régimen estándar» de atención médica hasta que la situación epidemiológica lo permita.
Sin embargo, si llega una nueva ola de pandemias, los hospitales están listos para enfrentarla con un sistema de evaluación de las instalaciones médicas de tres etapas.

«La mayoría de los pacientes hospitalizados actualmente no están vacunados», dijo el ministro durante su visita al hospital de Bardejov la semana pasada.
“Pido a las personas que aún no han sido vacunadas que no duden. La vacuna protege contra el curso severo de la enfermedad. Es a través de la vacunación que protegeremos a los hospitales de la sobrecarga, pero sobre todo protegeremos nuestra salud y la de nuestros seres queridos», subrayó Lengvarský.

La experiencia adquirida durante las dos primeras oleadas y el compromiso de todo el personal hospitalario nos permitirá «dar muchos pasos hacia adelante en comparación con el año pasado», dice Marián Petko, director del hospital de Bardejov y presidente de la Asociación de Hospitales de Eslovaquia.
El Hospital Universitario de Bratislava, el hospital más grande de Eslovaquia, está listo para una nueva ola de la pandemia el próximo otoño, dijo el director Roland Schaller. Todos los sistemas de distribución de oxígeno fueron revisados y reparados y se llevó a cabo el mantenimiento necesario en las instalaciones utilizadas para los pacientes con Covid.

En toda Eslovaquia, ocho coordinadores tendrán la tarea de monitorear la situación en los hospitales regionales, dijo Kamil Száz, Secretario de Estado del Ministerio de Salud. Si habrá un agravamiento de la situación epidemiológica con un fuerte aumento del número de infectados, el Ministerio de Salud incrementará las medidas para garantizar la seguridad y protección de la salud de los pacientes y trabajadores de la salud con nuevas pautas para su implementación.

En las clínicas médicas, se sigue prestando atención sanitaria con la adopción de los equipos de protección personal necesarios para mantener la salud del paciente y de los trabajadores sanitarios, explicó el ministro Lengvarský. Si el paciente no está vacunado, el médico podrá solicitar la prueba para realizar la visita, según la situación epidemiológica de la región, agregó.

_____________

Foto: Ministerstvo zdravotníctva Slovenskej republiky (Fb)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.