NBS prevé desaceleración del crecimiento económico y aumento de la inflación

La situación económica actual se caracteriza por una «enorme incertidumbre», dijo el gobernador del Banco Nacional de Eslovaquia (NBS), Peter Kažimír, al presentar en rueda de prensa las previsiones macroeconómicas a medio plazo.
Toda la economía mundial se está recuperando lentamente de la pandemia, pero el conflicto ruso-ucraniano y la drástica reducción de las importaciones de gas y petróleo tendrán un impacto negativo en el ritmo de crecimiento de los países europeos y en la evolución de los precios.

También en Eslovaquia la economía crecerá menos de lo esperado: el sector de la automoción sigue experimentando la falta de semiconductores y las dificultades en la cadena de suministro, con las consiguientes interrupciones en la producción – como ha ocurrido en varias ocasiones en la planta de Volkswagen – y cierta ralentización de las exportaciones de vehículos.

La menor disponibilidad de materias primas de Rusia y Ucrania provocará un aumento de los precios globales, agudizando una situación que ya se venía produciendo en 2021. NBS espera que la inflación promedio aumente a 8% este año, y que el índice de precios al consumidor suba de 10% a 14% el próximo año.

NBS espera que el PIB crezca solo un 2-3% en los próximos años, pero el aumento podría ser nulo de prolongarse el conflicto. Para Eslovaquia, esta situación se traduciría en una pérdida de entre 4.000 y 7.000 millones de euros.

Con la escalada de los precios de la energía y los alimentos, los salarios reales también se verán afectados y esto conducirá a una reducción de la demanda de los consumidores, especialmente de los grupos de población más vulnerables, como las familias numerosas y los jubilados solteros.

Con la ralentización económica y la llegada de miles de refugiados ucranianos que necesitan asistencia material, el gasto público aumentará, subraya el Banco Central, que prevé un déficit en el presupuesto estatal estimado entre el 4% y el 6% del PIB.
Según los analistas, aunque solo un pequeño porcentaje de los refugiados que permanecen en Eslovaquia puedan encontrar empleo, esto permitirá reactivar el mercado laboral que durante años se ha caracterizado por una grave escasez de mano de obra en muchos sectores económicos.

___________________

Foto: NBS

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.