Nuevos subsidios estatales para la compra de autos eléctricos

Después de la suspensión temporal en abril debido a la pandemia, el Ministerio de Economía ha reanudado el proyecto de subvención para apoyar la compra de vehículos eléctricos y vehículos híbridos enchufables.
Según explicó el Secretario de Estado del Ministerio de Economía, Karol Galek, el esfuerzo ahora «es acelerar todo el proceso de evaluación y aprobación de solicitudes. Para finales de mayo, planeamos evaluar las solicitudes que ya se presentaron al Ministerio y en junio las que actualmente están siendo evaluadas desde el punto de vista administrativo por la Agencia Eslovaca de Innovación y Energía (SIEA)».

El comité de evaluación, que se reunió nuevamente en estos días, examinó 240 solicitudes de subvención a nivel administrativo y aprobó 127 solicitudes, redistribuyendo otros 1.096.000 euros. Hasta el momento se han aprobado un total de 340 solicitudes, de las cuales 279 han sido presentadas por personas físicas y 61 por personas jurídicas. El importe total para apoyar la adquisición de coches eléctricos asciende a 2.760.000 euros.
Los candidatos seleccionados, después de firmar el contrato, tendrán 12 meses para comprar un vehículo de propulsión alternativa.

Dado que algunas solicitudes no han sido aprobadas debido a la falta de los requisitos necesarios, el Ministerio podrá liberar fondos para ponerlos a disposición de otros solicitantes, a quienes se contactará a partir del mes de junio, según dijo Galek. El importe total asignado asciende a 6 millones de euros.
El Ministerio de Economía ya ha otorgado las primeras 40 subvenciones, por un valor total de 299 mil euros.
La lista de todas las solicitudes, aprobadas y rechazadas, se ha publicado en el sitio web del Ministerio de Economía.

El programa de subsidios para apoyar la compra de automóviles eléctricos fue lanzado por el Ministerio de Economía a finales del año pasado, después de una fase experimental que comenzó a finales de noviembre de 2016 en colaboración con la Asociación Eslovaca de la Industria Automotriz.
El monto de la subvención para la adquisición de un vehículo nuevo con un motor totalmente eléctrico es de 8.000 euros, mientras que el subsidio para un vehículo híbrido enchufable asciende a 5.000 euros.
El precio máximo de compra del vehículo no debe superar los 50.000 euros, IVA incluido. Pueden solicitar la subvención las personas físicas y jurídicas y la administración pública.

¿Cuál será el futuro del coche eléctrico después de la pandemia?

Algunos expertos predicen que 2020 será un año difícil para el automóvil eléctrico, pero la dinámica parece conflictiva y está sujeta a múltiples variables. El grupo de investigación y consultoría sobre energía y fuentes renovables Wood Mackenzie ha publicado sus estimaciones sobre el impacto de la pandemia en las ventas globales de vehículos de cero emisiones, y las cifras no son nada alentadoras. En 2019 se vendieron 2,2 millones de autos eléctricos en todo el mundo, mientras que este año solo se venderán 1.3 millones de vehículos, lo que representa un 43% menos.

La sombra de la recesión económica y la incertidumbre sobre el futuro del empleo ciertamente juegan un papel decisivo en la planificación del gasto para la compra de un coche nuevo. Según los datos de Wood Mackenzie, el comprador potencial de un vehículo eléctrico, en la mayoría de los casos, es una persona que por primera vez se acerca al mercado de automóviles eléctricos, y no lo hace sin dudar.
El nuevo sistema de propulsión aún presenta una serie de incógnitas, como la escasa difusión de puntos de carga en las carreteras, y probablemente por eso el coche eléctrico todavía no ha conquistado grandes segmentos de mercado.

En cuanto a la diferencia entre el costo para llenar el tanque de gasolina y el de una recarga, hay mucha gente convencida de que el precio del petróleo en caída libre ralentizará la venta de los vehículos eléctricos. Probablemente ellos tendrán que cambiar de opinión, pues ya hubo un cambio de tendencia con un nuevo aumento del precio de la gasolina tras el fin de la emergencia.
De toda manera, en ausencia de un ajuste inmediato y con la necesidad de agotar las reservas, el consumidor casi nunca se beneficia de la reducción del precio del petróleo crudo. Y termina pagando por todo: el costo de extracción, el transporte, los impuestos especiales y, sobre todo, la estrategia de «compartir las pérdidas» con los clientes finales adoptada por las compañías petroleras (léase «especulación»). Y esto ocurre principalmente en países como Italia, Reino Unido, Países Bajos, Noruega, Suiza y Grecia.

Sin embargo, los expertos de Wood Mackenzie creen que el precio del tanque lleno de gasolina no es el factor con mayor impacto en las ventas de automóviles eléctricos. Otros elementos entran en juego, como la disponibilidad en el mercado y el precio de los diversos modelos eléctricos, cuya comercialización se anunció varias veces y luego se pospuso hasta 2021, la ampliación de la red de recarga en todo el territorio, los incentivos estatales directos para la compra e indirectos, como la exención del pago de impuestos y el impuesto de timbre, la disponibilidad de estacionamiento gratuito en las ciudades, etc.

Por último, pero no menos importante, el factor relacionado a las políticas ambientales adoptadas por los gobiernos en el contexto de los planes para reactivar la economía paralizada por el coronavirus. Aquí el papel de los incentivos estatales tendrá un peso importante, si no decisivo, en la decisión de los compradores potenciales. Las medidas de estímulo para la compra de vehículos con bajas o nulas emisiones contaminantes podría convencer a muchos para que den el último paso hacia la electricidad.
En este sentido, durante el cierre total, con la limitación drástica del tráfico y la consiguiente mejora de la calidad del aire – los datos recopilados por la Agencia Europea del Medio Ambiente lo confirman – , parece que un número más alto de clientes potenciales se hayan acercado a los autos eléctricos.

____________

Foto: Joenomias (CC0)
andreas160578 (CC0)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.