Pellegrini: la política de cohesión debe ser un instrumento para eliminar las desigualdades

La política de cohesión debe ser un instrumento para eliminar las disparidades regionales que aún persisten entre los Estados miembros de la UE. Así lo declaró el primer ministro Peter Pellegrini durante la reunión de los primeros ministros de los países del V4 y la cumbre del grupo «Amigos de la cohesión» que se celebraron la semana pasada en Praga.
Pellegrini considera que el mantenimiento de la política de cohesión de la UE no debe ser el resultado del «clima político del momento», sino una necesidad respaldada por cifras y hechos reales. Destacó que esta posición es compartida no solo por el Grupo de Visegrado, sino también por 16 países de la UE, que representan la mayoría absoluta de sus miembros
Los países del V4, de hecho, han criticado fuertemente los planes para reducir los fondos asignados a la política de cohesión de los que se benefician, según la perspectiva presupuestaria europea para 2021-2027, y pidieron que en el próximo marco presupuestario se mantenga el mismo reparto de dichos fondos que en los últimos siete años.

Pellegrini enfatizó que precisamente la situación económica actual en Europa debería conducir a no reducir los fondos para la cohesión, es decir para aquella política que apunta reducir las disparidades entre las diversas regiones y promover el desarrollo sostenible dentro de la Unión. Su homólogo húngaro, Viktor Orbán, calificó el proyecto de presupuesto europeo como «injusto», y agregó que Hungría «está lista para una economía carbono neutral para 2050, pero en el contexto financiero adecuado».
El jefe del gobierno polaco, Mateusz Morawiecki, dijo que «es necesario convencer a los países más ricos, como Holanda, Bélgica, Dinamarca, Alemania o Francia, de que esta distribución de fondos sea justa con los países de Europa central, víctimas del colapso económico poscomunista.”
El primer ministro checo, Andrej Babiš, subrayó que garantizar una financiación adecuada de la política de cohesión debe ser una prioridad, pues sin fondos suficientes la UE no puede lograr sus objetivos, y esto es lo que esperan los ciudadanos.

Además, los mandatarios han lamentado que la Unión Europea haya decidido por el momento no iniciar conversaciones con Albania y Macedonia del Norte para una futura ampliación de la UE.
En opinión del primo ministro eslovaco, esto es una señal negativa para los países de los Balcanes occidentales y para sus ciudadanos. Pellegrini lo calificó como un «gran error» que podría disuadir a estos países de apoyar nuevos esfuerzos de reforma y conducir a la colaboración con potencias como Rusia, China o Turquía.

_______
Foto: Peter Pellegrini (Fb)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.